Ana Ivanovic

 Es una jugadora ofensiva y depende completamente de sus poderosos tiros. Puede dar tanto derechos como reveses con una gran fuerza  y sabe dar una gran caída a la pelota. Ella es muy versátil, pues juega muy bien en todas las superficies. Pero su línea de base es ofensiva y su juego en general es agresivo.

 Otro de los puntos fuertes de la Ivanovic es su golpe de derecha de gran alcance. Se ha considerado como uno de los mejores golpes de derecha en el juego. Su revés, aunque no tan grande como su golpe de derecha, ha mejorado en los últimos años. 
 
Ana  tiene una personalidad muy agradable, es carismática. Pero pese a toda la fama y éxito es una chica sencilla. Su coquetería femenina le ha ganado muchos admiradores al usar sus famosos vestiditos rosas. 
 
Su servicio es un arma poderosa. Ella alcanzó un 124,9 mph (201,0 kmh) en el Abierto de Francia en 2007, el servicio quinto mejor de todos los tiempos en el circuito de la WTA. Aunque para algunos su servicio se ha convertido en algo poco fiable debido a problemas técnicos con su lanzamiento de la pelota. 
 
El éxito de su lanzamiento de pelota está directamente relacionado con sus estado emocional. Pues durante el último Abierto de Francia en 2007, Ivanovic se puso nerviosa apoderó y su lanzamiento se desvió. En el 2009 paso algo similar, su confianza disminuyo Por fortuna este detalle técnico fue superado una vez que su entrenador Heinz Gunthardt la adiestro.