Biografías

Índice por Letras

Buscador

Reproducir

Índice General

 

Cristóbal Colón, encuentra biografías de cantantes, actores, actrices, deportistas, famosos, filósofos, personajes históricos, escritores, personalidades mundialmente reconocidas, y toda la información acerca de su vida. Información, datos, vida y obra en la Biografía de Cristóbal Colón.



A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z

Biografía de Cristóbal Colón

Se interesó desde niño por la navegación y, desde muy joven, trabajó como aprendiz de marinero. Estudió por su cuenta geografía, leyó tratados y conoció los mapas que circulaban en su época. Llegó a lo que fue América el 12 de octubre de 1492, realizando a partir de entonces tres viajes más. Fue, además de descubridor, el iniciador de la historiografía americana con las "Cartas" que dirigió a los reyes y  el "Diario" de sus viajes.

El gran descubrimiento

Sus orígenes son un misterio, aunque la hipótesis que más pesa es la que dice que Cristóbal Colón nació en Génova (algunos autores afirman que era catalán, mallorquín, judío, gallego, castellano, extremeño, francés, inglés, griego y hasta suizo). Por otro lado, la fecha de su nacimiento oscila entre el 26 de agosto y el 31 de octubre de 1451. Siguiendo la tesis genovesa, sus padres fueron Doménico Colombo -maestro tejedor, lanero o tabernero- y Susana Fontanarrosa, quienes tuvieron cinco hijos, de los cuales dos -Cristóbal y Bartolomé- tuvieron vocación marinera; el tercero aprendió el oficio de tejedor, y los dos restantes, Giovanni murió pronto, y la única mujer no dejó rastro.

Cristóbal se interesó desde niño por la navegación y, desde muy joven, trabajó como aprendiz de marinero. Entre 1470 y 1476 recorrió todas las rutas comerciales importantes del Mediterráneo, desde Quíos, en el Egeo, hasta la península Ibérica, al servicio de las más importantes firmas genovesas. También participó en campañas bélicas, como el enfrentamiento entre Renato de Anjou y el rey de Aragón, Juan II, por la sucesión de la Corona de Nápoles.



En 1477, cuando vivía en Lisboa (Portugal), se casó con Felipa Muñiz de Perestrello, con quien tuvo a su hijo Diego (en 1482). Durante estos años, Cristóbal Colón se dedicó al comercio y trató con marineros, que le habrían contado historias sobre la existencia de tierras más allá del mar, desconocidas hasta entonces.

Por los años 1480-1482, Cristóbal Colón era un buen navegante, un hombre práctico y autodidacta, pero carecía de ciencias y saberes teóricos. Por eso se interesó por la geografía, leyó tratados y conoció los mapas que circulaban en su época. Deseaba llegar a las Indias Orientales, tierra en la que suponía iba a encontrar grandes riquezas. En 1484, al fallecer su esposa, viajó con su hijo a España y residió en el Convento de la Rábida. Allí, los monjes aceptaron sus teorías y proyectos.

Pero vale aclarar que el viaje de Colón a los nuevos territorios no se debe a un hecho aislado. Desde algunos siglos antes se venían produciendo diversos antecedentes que prepararon el camino para la gran navegación transatlántica. Uno claro sitúa fue el de los vikingos tocando la costa americana hacia el año 1000. En el mundo ibérico, las navegaciones exploratorias cada vez comenzaron a ser más frecuentes, contribuyendo a crear una fuente de información geográfica y astronómica e incorporando nuevos territorios a los ya conocidos. Las innovaciones y mejoras técnicas, e incluso las incorporaciones de adelantos procedentes de otras culturas, como el astrolabio, permitieron a las naves de los reinos ibéricos realizar grandes travesías. El convencimiento de Colón en la posibilidad de establecer una ruta oceánica occidental se pudo basar en las conversaciones que mantuvo con marineros tanto en el Puerto de Santa María como en Murcia, que aseguraban haber conocido costas lejanas tras ser arrastrados por el temporal.

En 1486 los Reyes Católicos -Fernando de Aragón e Isabel de Castilla- lo recibieron por primera vez en Alcalá de Henares (Madrid), pero una junta de expertos rechazó sus proyectos. En 1488 conoció a Beatriz Enríquez de Arana, con quien tuvo a su segundo hijo, Fernando. Con la ayuda de un religioso del convento, Fray Juan Pérez, logró el apoyo de los reyes de España, quienes solventaron económicamente la organización de la expedición.

El 17 de abril de 1492 se firmaron las capitulaciones de Santa Fe, que concedieron a Colón el título de almirante de la expedición, el de virrey de la tierra que conquistara y el 10 % de las riquezas que pudiera traer a España.

El 3 de agosto de 1492, Colón partió de Puerto de Palos (España), en donde zarparon las tres famosas carabelas: Pinta, Niña y Santamaría. El 12 de octubre de ese año desembarcó por primera vez la tripulación en la Isla Guanahaní (luego bautizada como San Salvador). Durante este viaje descubrió Cuba y La Española (Haití), donde fundó el fuerte de Navidad, primera colonia española en América. Regresó a Palos y fue recibido de forma triunfal en Barcelona. A partir de entonces, Colón realizó otros viajes (tres más), pero ninguno logró tanto éxito como el primero.

Ya en el segundo viaje (1493-96) contó con un enorme despliegue de medios, lo que indicaba un interés colonizador. Se prepararon mil quinientos hombres y diecisiete barcos cargados con vituallas y provisiones tanto para mantenerse como para fundar establecimientos permanentes. En el tercer viaje, realizado el 30 de mayo de 1498 (que duró hasta 1500), realizó nuevas exploraciones, como las de la isla Trinidad, Tobago y Granada, y llegó al continente. Y en su cuarto, y último viaje, emprendido el 11 de mayo de 1502 (que duró hasta 1504), tocó en la Dominica y Puerto Rico, y llegó a Honduras y Panamá. El viaje resultó una desilusión total, ya que el paso hacia las Indias, en el que Colón aún creía firmemente, no aparecía por ninguna parte.

De vuelta a España, Colón luchó para hacer valer sus derechos, peleando con la Corona. A pesar de habérsele reconocido algunas mercedes, la situación interna de los reinos había cambiado profundamente, tras la muerte de la reina Isabel. Las reclamaciones al rey Fernando no fueron atendidas.

Además de descubridor fue el iniciador de la historiografía americana con las "Cartas" que dirigió a los reyes y  el "Diario" de sus viajes, donde además dio noticias de sus impresiones sobre los habitantes y tierras descubiertos.

Olvidado, triste y enfermo (sufría de gota), este navegante falleció el 20 de mayo de 1506 en Valladolid. En 1544 sus cenizas fueron trasladadas a Santo Domingo y, a partir de 1796, quedaron en la Catedral de La Habana.



 



No dejes de Visitar:
Tetris - Pacman - Space Invaders - Elena Anaya - Juegos Infantiles - Juegos Clasicos - Antivirus - Femenino - Cirugía Estética - Frases Celebres - Maria Valverde - Jamon Ibérico - Penelope Cruz - apuestas deportivas
 

Este es un web del Grupo Publispain © Inversiones Foley SA. San José. Costa Rica.