Biografías

Índice por Letras

Buscador

Reproducir

Índice General

 

Leonardo Da Vinci, encuentra biografías de cantantes, actores, actrices, deportistas, famosos, filósofos, personajes históricos, escritores, personalidades mundialmente reconocidas, y toda la información acerca de su vida. Información, datos, vida y obra en la Biografía de Leonardo Da Vinci.



A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z

Biografía de Leonardo Da Vinci

Está considerado el genio más completo de todos los tiempos, ya que su obra abarca la totalidad de los conocimientos de su época., no sólo en el campo de las artes, sino también en el de las ciencias y la filosofía. Un genio que se animó a todo.

La genialidad sin tiempo

Leonardo da Vinci es uno de los grandes genios del Renacimiento, que se destacó como pintor, escultor, arquitecto, ingeniero, biólogo, músico, escritor y filósofo, además de inventor y descubridor. Está considerado el genio más completo de todos los tiempos, ya que su obra abarca la totalidad de los conocimientos de su época., no sólo en el campo de las artes, sino también en el de las ciencias y la filosofía.

Nació en 1452 en Vinci, siendo hijo ilegítimo de un notario florentino, con quien se crió en Florencia. Fue discípulo del pintor Andrea del Verrocchio, quien tomó al joven de catorce años como aprendiz. Con 20 años ya era maestro independiente, sin embargo, continuó ligado al taller de Verrocchio hasta prácticamente su marcha de Florencia. Su reputación fue creciendo y los encargos aumentando.

Da Vinci mantuvo su vida privada en secreto, hasta el extremo de escribir sus diarios en código. Se sabe que era estrictamente vegetariano, por sus cartas y escritos sobre anatomía, en los que llamó a los omnívoros "devoradores de cadáveres". También, parece bastante probado, que Leonardo era homosexual, por lo que fue perseguido y por lo cual estuvo a punto de enfrentarse a la Inquisición, pero sus protectores consiguieron siempre que eludiera el juicio público. Leonardo permaneció soltero y sin hijos.

En 1482 se trasladó a Milán como embajador de Florencia, dentro del plan de los Medici que querían difundir el arte florentino como motivo de prestigio e instrumento de propaganda cultural; a la vez ofreció sus servicios a Ludovico Sforza, Duque de Milán. En esta ciudad estuvo durante 17 años, trabajando en variados proyectos de todo tipo, tanto artísticos como científicos, siendo la experimentación su principal objetivo.

Luego de la invasión de Milán por las tropas francesas, regresó a Florencia para trabajar como ingeniero militar. Por estos años realizó múltiples disecciones, mejorando y perfeccionando su conocimiento de la anatomía. En Florencia recibió el encargo de decorar una sala de la Cámara del Consejo, que nunca acabó. En 1506 regresó a Milán y al año siguiente entró al servicio de Luis XIII de Francia, para quien trabajó como pintor e ingeniero.

Entre 1513 y 1516 estuvo en Roma, pero consciente de que no podía competir con Miguel ángel aceptó la invitación de Francisco I de Francia y se trasladó allí, falleciendo en el castillo de Cloux, cerca de Amboise, en 1519. Murió una semana antes de cumplir 67 años, y fue enterrado en la capilla de Saint-Hubert en el castillo de Amboise.

Su extraordinaria obra

Era en ex-tre-mo exigente y riguroso con su trabajo, de manera que con frecuencia abandonaba las obras sin terminarlas, al observar que no podía realizarlas de la forma que las había soñado; por ejemplo, en 1481 se le encargó la decoración del altar "La adoración de los Magos", y después de grandes proyectos y numerosos bocetos, la obra fue abandonada sin terminar. Se dice que nunca quiso desprenderse de sus dos cuadros favoritos, "La Gioconda" y "San Juan bautista", y que durante años siguió modificando y agregando algunos detalles a ambas pinturas con el fin de mejorarlas. 

Se lo ha conocido bien por su obra pictórica, entre la que destacan la ya citada "La Gioconda" (la que más representó su arte) y "La última cena" (de igual magnitud). Sin embargo, a la actualidad sólo llegaron 70 pinturas y ninguna de sus esculturas.

Sus detallados estudios de la anatomía, como por ejemplo el Hombre de Vitruvio, son quizá más impresionantes que sus trabajos pictóricos, al igual que sorprenden sus trabajos sobre ingeniería, los pájaros, el vuelo y otras áreas, todos productos de su insaciable curiosidad.

Las invenciones que llevaba a cabo Leonardo eran registradas por él mismo con minuciosidad. En esos registros intentaba de la mejor manera posible materializar sus ideas; sin embargo, como si no quisiera revelar del todo sus descubrimientos, Leonardo, que era zurdo, realizaba sus escrituras reflejadas, escribiendo de izquierda a derecha, como visto por un espejo. Para comprender los fenómenos que le interesaban, los describía y dibujada hasta sus últimos detalles, con la idea de realizar una gran enciclopedia. Sus notas contienen dibujos de numerosas innovaciones, como: diversas máquinas para volar, un helicóptero, armas de fuego, tanques armados, un submarino y un dispositivo con engranajes que se cree era una máquina para calcular.

Leonardo nunca publicó los contenidos de sus manuscritos que permanecieron inéditos hasta el siglo XIX.  Sus contribuciones a otras artes, por ejemplo la escultura, y a ciencias como ingeniería, mecánica, física, biología, arquitectura, anatomía, geología y matemáticas fue decisiva. Pero lo más curioso de su vida es que fue un experto en organización de fiestas, diseñó vestidos y uniformes para el personal palaciego. Ideó artilugios para picar y moler alimentos, para eliminar el mal olor y limpiar las cocinas. Y hasta creó recetas de cocina, que se podrían agrupar en lo que hoy se llama "nouvelle couisine".

Leonardo rompió, por decirlo de alguna manera, con los modelos universales establecidos durante el Quattrocento, por lo que se opuso al concepto de belleza ideal, defendiendo la imitación de la naturaleza con fidelidad, sin tratar de mejorarla. Así contempló la fealdad y lo grotesco, como en sus dibujos de personajes deformes y cómicos, considerados las primeras caricaturas de la historia del arte. Su dominio del color y la atmósfera lo hizo también el primero en ser capaz de pintar el aire. La perspectiva aérea o atmosférica, como hoy se conoce, es una característica inconfundible de su obra, en especial de los paisajes.

 



No dejes de Visitar:
Tetris - Pacman - Space Invaders - Elena Anaya - Juegos Infantiles - Juegos Clasicos - Antivirus - Femenino - Cirugía Estética - Frases Celebres - Maria Valverde - Jamon Ibérico - Penelope Cruz - apuestas deportivas
 

Este es un web del Grupo Publispain © Inversiones Foley SA. San José. Costa Rica.