Entrevista de Eva Longoria, encuentra toda su información, con galería de fotos, trayectoria, entrevistas, videos, frases, fondos de escritorio y todo lo que buscas acerca de Entrevista Eva Longoria.

Eva Longoria

 

Biografía

Noticias

Trayectoria

Entrevista

Videos

Frases y Pensamientos

Galería de Fotos

Fondos de Escritorio

 
 
 
 
 

Titulo

 
 
 
 

Desde su estreno hace poco más de dos meses, “Desperate Housewives” (Dueñas de casa desesperadas), se ha convertido en la serie número uno en Estados Unidos. Su primer episodio fue visto por casi 20 millones de personas –el debut más importante después de “E.R.”–, sus tandas comerciales se venden en 400 mil dólares por 30 segundos y su grupo demográfico –18 a 44 años– es el más codiciado por las agencias de publicidad. Desde entonces, no hay un televidente inmune a los encantos de las protagonistas, cuatro mujeres que viven todos los desastres que una dueña de casa puede sufrir, desde la falta de niñeras hasta infidelidades, pasando por celos, adolescentes rebeldes, drogas, maridos impotentes y asesinatos. De las cuatro, la más popular es Gabrielle Solís, una ex top model –interpretada por Eva Longoria– que se casa por dinero y termina entrampada entre una suegra infernal y un romance con su jardinero.


Así, la Longoria se ha convertido en la mujer infiel más famosa de Hollywood. Todas las semanas pasea sus atractivos ojos y cabellos oscuros como una aburrida, sexualmente insaciable y calculadora mujer que parece dispuesta a cualquier cosa con tal de romper el tedio de sus tardes en casa. Es un rol que Eva juega a la perfección, pero que está lejos de su realidad. Esta actriz de origen mexicano, criada en Corpus Christi, Texas, y poseedora de un título en telecomunicaciones, llegó a Hollywood sin más intenciones que mejorar su oficio y, con suerte, obtener un trabajo. En siete años consiguió mucho más que eso. Aunque en el pasado alcanzó cierta fama en telenovelas y fue elegida como una de las “25 personas más hermosas” por la revista “People” en español, nada se compara a la popularidad de su más reciente personaje.

Eva, que en la vida real puso punto final a su propio matrimonio con el actor Tyler Christopher después de menos de dos años juntos, dice que el suyo es “un personaje divertido, impredecible, apasionado y sexy, así que admiro sus cualidades, aunque no comparto sus decisiones”.

En "Desperate Housewives", el personaje de Eva Longoria se casó por dinero y tiene un ardiente romance con su jardinero adolescente.

–Entonces, ¿qué tienes en común con ella? –Somos completamente o -puestas. Ella es muy materialista y yo, en cambio, vengo de una familia modesta. Nací y crecí en Texas, y para mí lo más importante es la familia, no los asuntos monetarios. Ella no quiere tener hijos, odia a los niños, y a mí gustaría tener un pueblo lleno de ellos. Nos parecemos en el sentido que las dos somos educadas, inteligentes y con ambición.

–Viviendo en Los Angeles debes conocer a más de una mujer como Gabrielle… –Así es. Encontré mucha inspiración en esta ciudad, especialmente en Beverly Hills. Como siempre digo, “ten cuidado cuando tu mujer toma clases de tenis y todavía tiene un saque horroroso”.

Fe en el matrimonio

–¿Qué lleva a ser infiel? –No creo que haya sólo una justificación; son muchos los factores que llevan a una mujer a ser infeliz en su matrimonio. Una pareja deber estar dispuesta a conversar y comunicarse para evitar que uno u otro sean infelices, porque si no te comunicas empiezan las trizaduras, las cosas se ponen frías, llega el caos y ¡terminas teniendo un affaire con el jardinero!

–Después de tu separación, ¿sigues creyendo en el matrimonio? –Absolutamente. Es el sacramento más hermoso que una pareja puede contraer, una reunión muy espiritual. Pero también exige mucho trabajo. En mi caso fue algo que demandaba mucho más de lo que estaba preparada para dar en este momento de mi vida. Pero sigo creyendo que es algo bello.

–¿Qué hace que un matrimonio funcione? –Honestidad, en primer lugar. Confianza, romance y muchas, muchas risas. Es muy importante reírse de la seriedad de la vida y apoyarse mutuamente. Tú sabes que el sentido original del matrimonio fue ayudar al otro a llegar al cielo y, por lo mismo, es un acto completamente generoso. Se trata de poner las necesidades del otro por sobre las tuyas, y ésa es una tarea enorme que no creo que mucha gente esté preparada para enfrentar. Por eso tenemos las tasas de divorcio que tenemos, porque somos una nación y una sociedad egoísta. Un matrimonio feliz es muy difícil de conseguir en estos días.

–Para los actores la fidelidad parece ser más difícil… –La fidelidad es siempre difícil. La tentación está en todas partes y los humanos tendemos a la variedad. ¡Estar con la misma persona toda la vida suena tan aburrido! Pero en el caso de los actores quizás es aun más complicado, porque vivimos rodeados de gente hermosa. Además, es difícil mantenerse fiel cuando uno está filmando una película por seis meses en Australia, mientras el marido se queda en Los Angeles. Hay que hacer lo que hizo Kate Hudson, tomarse un año sabático y dedicarlo al matrimonio.

–“The New York Times” dijo que “Desperate Housewives” es un programa sexista, que pone a las mujeres de vuelta en los años 50. –Obviamente la persona que escribió eso no se ha dado cuenta de la intención de la serie. Mostramos una visión divertida, oscura y cínica de la vida en los suburbios de Estados Unidos. Igual que “Sex & the city” reveló lo liberadas que eran las mujeres en Nueva York, nosotros vamos a mostrar la vida de las esposas que viven en barrios acomodados en las afueras de ciudades grandes, que hasta ahora no han tenido una voz en televisión. Es desilusionante que alguien vea el show y no observe lo que hacemos por un importante grupo de mujeres. Les estamos dando voz y levantando su espíritu. Les estamos diciendo que si no les gusta su vida, la pueden cambiar.

–¿Qué reacciones has tenido de parte de mujeres? –La mayoría me dice “yo soy una esposa desesperada”. Se acercan y me comentan “ésa es mi vida”. No tanto en el caso de mi personaje, porque no hay muchas ex modelos que vivan en los suburbios, pero sí respecto de mujeres que tratan de ser la esposa perfecta, la madre perfecta, y sienten una enorme presión por las expectativas que la sociedad crea en ellas. Se identifican con estos personajes, se sienten inspiradas y ven que hay muchas mujeres en lo mismo.

–Tu personaje es muy sexy. ¿Te sientes cómoda en ese tipo de roles? –Uno nunca se siente cómoda interpretando escenas de sexo con alguien con quien no tiene una relación romántica. Pero es divertido encarnar un personaje sin límites morales, te da un rango más amplio como actriz.

Por dinero

–Siempre has dicho que enfrentas tu carrera como un negocio. ¿Eso te hace muy distinta a otras actrices?
–Totalmente. No tengo idea cuántos millones de actores hay en Hollywood, pero de todos ellos sólo un uno por ciento consigue trabajo. Muchos llegan aquí buscando fama y no necesariamente para crecer como actores o conseguir un trabajo de verdad.

–¿No fue tu caso? –No, para nada. Pero ahora que mi cara está en todas partes es muy excitante. Nunca esperé ver tantos “billboards” promocionando la serie. Cuando me fui de Texas, lo hice con mi título en telecomunicaciones y dispuesta a ser una actriz muerta de hambre, desesperada por encontrar un papel. En un principio trabajé como “head hunter”, donde gané más dinero que en mi primer año en la teleserie “The Young & The Restless”. El dinero que logré lo invertí en mí misma; tomé clases de actuación, conseguí “head shots”, participé en “workshops” y cosas así… Como actor hay tantas cosas que no puedes controlar; a veces no consigues el rol que quieres, otras están buscando una rubia… Es especialmente difícil para una latina, porque no tienes ningún control sobre los personajes que te ofrecen. Por eso hay que concentrarse en las cosas que sí puedes cambiar. Yo elegí estar preparada para cuando se presentara la oportunidad, y ocurrió.

–¿Cuándo decidiste que querías ser actriz? –Me gradué en Texas y participé en muchos concursos de belleza. A través de uno de ellos conseguí una beca para viajar a Los Angeles a una competencia de belleza y talento. Vine por una semana y me di cuenta de que esto era lo que me gustaba. Fue una decisión del minuto, como un “llamado”. Había una fuerza que me guiaba hacia esta profesión. Todo el mundo me dijo que si podía hacer otra cosa, lo hiciera, porque éste es el negocio más difícil del mundo.

–¿Le dirías lo mismo a otros actores que están recién empezando? –Si prefieren hacer otra cosa, que lo hagan. Este negocio es agotador y duro para tu espíritu y tus sueños. Se necesita ser muy fuerte para sobrevivir.

–¿Cuál es la parte más difícil de superar? –El rechazo. Por cada rol que conseguí, hubo 40 donde fui rechazada. Es muy difícil, especialmente para las latinas, porque estamos muy poco representadas en esta industria. Tenemos un 5 por ciento de representación en el cine y la televisión, pero somos un 15 por ciento de la población. No existen suficientes roles para nosotras, y creo que eso se debe a que necesitamos más productores, escritores y directores latinos, gente detrás de las cámaras que cree oportunidades para otros latinos. Si nosotros no producimos nuestras propias oportunidades, nadie más lo hará. No podemos sentarnos a esperar que aparezca un rol, como me sucedió con “Desperate Housewives”. No fue fácil. Trabajé durante siete años para ser incluida en la “lista” de actrices disponibles para un papel, y si uno no se dedica, no se esfuerza y no se compromete con el trabajo, no lo conseguirá. Y aun así, si una actriz llega a Hollywood y sigue los mismos pasos que yo he dado, es muy probable que no consiga un trabajo.

–Tú creciste en Estados Unidos, hablas inglés sin acento y no tienes un aspecto típicamente latino. ¿Aun así eres considerada “actriz latina” en Hollywood? –Sí y no. Mi aspecto es muy norteamericano y no tengo acento, así que puedo hacer un “crossover” a muchos roles. Pero me encantan los personajes latinos y acepto mi herencia y mi cultura porque esto es lo que soy.

 

 

–¿Cuándo te diste cuenta de que eras bonita? –¡Oh, God! No fue hasta que estuve en el “college” y entré a mi primer concurso de belleza. Ofrecían una beca de dos mil dólares y por eso me presenté. Eso fue lo que me motivó a participar en esos concursos, no la idea de que era hermosa. Siempre supe que era bonita por dentro y con el tiempo he ido cultivando esa belleza. Siento que soy una persona hermosa, aunque no necesariamente pienso que me veo bonita. Siempre he sido diferente… Soy la menor de cuatro hermanas, y ellas tienen la piel muy blanca; soy la única con pelo, ojos y piel oscura en mi familia y, por lo mismo, siempre me llamaron “prieta fea” o simplemente “fea”.

–Debes haber odiado ese sobrenombre… –Ahora lo odio, pero en esa época no tenía idea de qué estaban hablando. Pensaba que era un nombre muy dulce. No puedo creer lo que me decían… Siempre me sentí distinta porque me veía muy diferente y nunca pensé que ser “oscura” era bonito. Actualmente mis hermanas mueren de envidia por mi piel y mi pelo oscuro.

 

Otros webs recomendados

Bajar programas - Consolas - Juegos Online - Fotos - Teléfonos- Humor Spain - Cine - Yoga - Deporte Spain - Antivirus
Dani Pedrosa - Rafa Nadal - Valentino Rossi - Fernando Alonso - Kimi Raikkonen - Apuestas deportivas - Anuncios - Nuevas Tecnologias

Alguna de las imágenes y archivos han podido ser recopiladas por la web si alguna tiene copyright rogamos nos lo comunique y será retirada.
Este es un web del Grupo Publispain