publispain.com
 
Fecha actual Jue Abr 24, 2014 6:55 pm

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 3 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: Fanfics de T.A.T.U
NotaPublicado: Dom Ene 07, 2007 5:29 am 
Desconectado
Nuev@
Nuev@
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Ene 05, 2007 4:50 am
Mensajes: 2
Simples movimientos

¿Podré hacerlo? ¿Podré decírselo? Ella es mi mejor amiga, no quisiera hacer nada para perder esa amistad. Es mi contraparte y compañera en todo, hacemos todo juntas y le cuento todos mis pensamientos y secretos... bueno casi todos mis secretos. No sé como llegué a enamorarme de ella, pero sé que lo estoy. Ella me hace sentir como nadie jamás me ha hecho sentir, me hace pensar cosas que jamás pensaría, y me hace hacer cosas que jamás haría. Pero no sé si decirle que estoy enamorada de ella, podría arruinar todo, no sé como lo vaya a tomar, pero por alguna razón pienso que ella siente lo mismo por mí; bueno eso espero. Ya no aguanto más el estar tan cerca de ella, el ver esos enormes ojos grises, esos rizos rojos, esos labios, esas piernas hermosas, esas pompas, ese busto, esa... - soltó un suspiro - y no poder hacer nada; solamente espero que el sentimiento sea mutuo y que no vaya a arruinar todo nuestra amistad. - Yulia salió de su propio mundo de pensamientos al ver a una encantadora pelirroja entrar al café.
-Lena... - dijo en un suspiro dejando caer su cara entre sus manos.
Lena llegó y se sentó en una de las mesas en la esquina del café, al lado de la venta para poder ver a Yulia cuando llegara. Lo que no sabía, era de que la pelinegra ya estaba en el pequeño establecimiento pero escogió una mesa lejos de la vista de todos para que Lena no la viera cuando llegara, pero que al mismo tiempo ella si pudiera ver a Lena. Yulia no sabía porque se escondía de ella, si era por el temor de tener que enfrentar ese posible desprecio, si quería solamente analizar la situación bien, o alguna otra razón; solamente sabía que no le podía quitar los ojos de encima. La belleza de la pelirroja la asombraba. Aquella mujer traía puesta una chamarra de mezclilla sobre una blusa blanca y unos pantalones de mezclilla. La pequeña pelinegra no podía entender como existía una mujer tan perfecta en este planeta, y más que ella se la haya topado. Yulia se le quedó viendo con una mirada embobada, admirando sus innumerables encantos, hasta que de repente su imaginación empezó a divagar.
Se imaginó que ella y Lena caminaban por el parque tomadas de la mano, felices a risa y risa. Las dos estaban completamente enamoradas una de la otra. Después su mente las puso en la entrada de la casa de Lena, en donde se iban a despedir después de un día perfecto por las calles de Moscú. Yulia se le acerco lentamente a Lena, viéndola fijamente a los ojos y admirando cada una de las facetas de su rostro, y la besó. Aquel beso, por más que fuese imaginado, Yulia lo sentía, lo saboreaba. Finalmente, aparecieron en el interior de la casa de aquella pelirroja, las dos besándose sin cesar tratando de respirar al mismo tiempo. Las dos posteriormente detuvieron sus besos por un segundo, para que Yulia le pudiese quitar la blusa a Lena...
-Contrólate Volkova. - agitó la cabeza de lado a lado tratando sacar de su mente esas fantasías. -No puedes estar divagando y pensando tales cosas a horita.-
Aquellas imágenes ficticias habían vuelto loca a la pequeña mujer de ojos azules. Se toco la mejilla y sintió que su temperatura corporal había subido extremadamente. Su respiración parecía como la de un corredor después de haber corrido un maratón, los vellos de su cuerpo estaban erizados por la emoción que corría por sus venas, fijó su mirada hacia abajo y notó como su camisa tenia dos puntos rígidos, los cuales todo mundo podía ver, y que su entrepierna se sentía como el amazonas en verano.
-No puedo ir con Lena así.- soltó un suspiro profundo -Tengo que calmarme.- Volteo por todas partes del pequeño café tratando de encontrar el baño, hasta que por fin lo encontró como a dos mesas de donde ella estaba sentada. Rápidamente volteo a ver a Lena para ver si podía ir sin ser vista por ella y se dio cuenta que el mesero le estaba dando a Lena una bebida roja. Yulia no tenía ni la menor idea de lo que era dicha bebida, y francamente no le importaba en ese momento, solo le importaba ir al baño en ese momento ya que Lena estaba siendo distraída. Yulia se levanto lentamente y se dirigió hacia el baño, haciendo todo lo posible para que Lena no la viera. Yulia miraba a Lena, viendo si es que la pelirroja la notaba, pero por estar distraída, nunca se dio cuenta que había una mesa enfrente y tiró un vaso. Se quedó pálida, y rápidamente corrió hacia el baño. Al llegar, abrió la puerta, entro, cerró rápidamente la puerta, y soltó un suspiro. Llegó.
-¿Me habrá visto?,- dijo tratando de controlar su respiración. - Hay Volkova como pudiste ser tan inútil.-
Se dirigió hacia al lavabo y abrió la llave del agua. Se mojó la cara y se vio al espejo.
¿Qué me está pasando? ¿Tan loca me trae Lena? Es que esa mujer es la perfección andando. Nunca había sentido esto con otra persona, y nunca me imaginé que lo sentiría con una mujer. - Cerró los ojos y vio la cara de aquella mujer que la tenía tan vuelta loca, aquella imagen era tan real, que era como si estuviese con ella en aquel rincón del café.
-Lena, te amo. Te amo con toda mi alma, con todo mi coraz... - no pudo ni acabar la oración cuando la imagen de Lena la beso. Aquel beso, aunque haya sido solamente parte de su imaginación, se sintió mil veces más real que cualquier beso que antes le hayan dado.
-Yo también.- Al oír esto, Yulia abrió los ojos para encontrarse con la realidad de que Lena no estaba allí, eso fue solamente su imaginación enseñándole lo que quiere ver. Se tocó el pecho y sintió como su corazón estaba a punto de reventar de sus costillas, su cuerpo estaba enloquecido completamente. - Lena... - dijo con un suspiro fantaseo mientras cerraba los ojos.
Al cerrar los ojos volvió a ver a la hermosa pelirroja en aquel baño, quien se quitó la chamarra de mezclilla que traía puesta, se le acercó, y le depositó un beso profundo y lleno de pasión. Lena despegó sus labios de los de Yulia y se le quedó viendo a los ojos. - Estoy enamorada de ti Yulia, siempre lo he estado. - Al decir esto, la fantasía de Yulia se quitó la blusa blanca que traía puesta, enseñando sus encantadores y suaves senos blancos. Los ojos de Yulia no podían dejar de ver los bellos montes de Lena, su respiración empezó a agitarse y se escuchaban los suspiros profundos causados por tal vista. Lena se puso al lado de Yulia y le empezó a besar el cuello. Sus manos empezaron a recorrer el pequeño cuerpo de la pelinegra, haciendo que su cuerpo se volviera más loco. Lena se colocó atrás de Yulia, besándole los lóbulos de sus orejas, pegando sus senos rígidos contra su espalda. La respiración de Yulia ya no podía ser controlada, y sus manos empezaban a volverse locas, empezaron a moverse por todo su cuerpo, acariciándose junto con las manos de la pelirroja.
-Lena..., - empezaba a gemir sutilmente Yulia. Ella sentía las manos de Lena subir por su espalda, por debajo de su camisa. Sentía que escalofríos la recorrían de arriba abajo, su cuerpo subía de temperatura rápidamente y el calor de la situación ya la hacía sudar, y en ese momento fue cuando Yulia se quitó la camisa. Su cuerpo esbelto estaba temblando de la emoción, su busto parecía como dos montes acabados de ser conquistados, conquistados por la bella pelirroja.
-Estás hermosa Yuli.- susurró en su oído mientras mordía sus lóbulos. Yulia se mordía los labios de la excitación que le ocasionaba la bella pelirroja. Sentía los pezones de aquella mujer en su espalda, que estaban duros como el hierro y suaves como el satín, sus besos por toda su nuca y oídos hacían que cada parte que besaba se erizara, y sus afectuosas y sedosas caricias por todo el cuerpo causaban que Yulia deseara más y más. Yulia empezó a subir sus manos por los muslos de Lena, hasta que la pelirroja la detuvo, le cogió las manos, y entrelazó sus dedos con los de la pelinegra.
-Lena yo quie... - mientras decía esto Yulia giró su cabeza para tratar de voltear su cuerpo hacia Lena pero se encontró con los labios de su fantasía pelirroja, quien no dejó que terminara el enunciado. La besó fuerte y apasionadamente, introduciendo su lengua dulce y sutilmente. Yulia gustaba del sabor de aquella pecosa, sentía su lengua dar vueltas dentro de su boca, y sentía sus labios carnosos bailar con los suyos. Lena puso su mano sobre la de Yulia y la utilizó para acariciar el cuerpo de la pelinegra. La fantasía de Yulia separó sus labios de la pelinegra, dejándola deseando más mientras que disfrutaba del placer que le causó ese beso.
-Shhhh... – susurró al oído de la pelinegra, después moviéndose al otro oído de ella, - no digas nada y solo disfruta.- Al decir esto, movió la mano derecha de la pelinegra sobre el seno de la misma.
Yulia empezó a acariciar sus senos suavemente, haciendo que su piel se electrizara y su sangre se llenara de excitación. Pasó sus dedos varias veces sobre su pezón como si estuviese cucándolo, dejándolo insatisfecho cada vez que su dedo pasaba mientras que mandaba corrientes de placer por toda su espalada. Por fin le dio gusto, lo tomó con sus dos dedos, y delicadamente le dio vueltas de placer. Su cuerpo temblaba del goce tanto que hasta sus jadeos parecían temblar. Sentía los besos de la imagen de Lena por toda su nuca y sus hombros. Se mordía los labios para suprimir sus gemidos y dejaba salir unos pequeños suspiros entrecortados. Lena tomó la mano izquierda de Yulia, moviéndola lentamente hacia abajo, acariciando todo su cuerpo, su vientre, hasta llegar a su muslo, para entonces la pelinegra no tenía ni una prenda puesta.
-Lenaaaa... - por fin gimió. Su cuerpo ya no aguantaba el contener todo esa emoción que tenía atrapada dentro de su cuerpo. Empezó a subir su mano lentamente por su muslo, dirigiéndose a su punto más débil y placentero de su cuerpo. Con cada centímetro que se acercaba, sus rodillas se debilitaban más, sus jadeos se multiplicaban, y su ser deseaba más y más placer.
Yulia respiró profundamente al entrar en si misma, soltándolo lentamente, y entrecortándolo con los escalofríos de su delicia. Acariciaba suavemente su clítoris, estremeciéndose cada vez que lo rozaba. Su otra mano seguía dándole gusto a sus pezones, frotándolos con sus dedos, dibujando círculos alrededor de ellos. Los gemidos de Yulia ya no podían ser contenidos y los ecos de su voz se escuchaban por todas las paredes de ese cuarto. Yulia ya no aguantaba la excitación, empezó a acariciar su clítoris más rápido, no dejándolo descansar ni un minuto, sus dedos parecían seres independientes que sabían que lugares tocar y cómo tocarlos, su respiración ya no podía ser controlada y no se podía distinguir entre los gemidos y los jadeos que salían de su boca, sus dedos jugaban con sus pezones sin cesar, dándoles vueltas y vueltas, acariciando sus sensibles puntas una y otra vez, sentía los besos húmedos y carnosos de Lena por toda su espalda, escalofríos subían y bajaban por su espalda constantemente mientras que sus rodillas temblaban como si ya no aguantaran su peso, hasta que por fin sintió una explosión orgásmica de placer salir de su vagina que recorrió desde la punta de los dedos de sus pies hasta la punta del último pelo de su cabellera.
Soltó un suspiro tremendo, sacando la última de sus energías. Lena le depositó un tierno beso en la mejilla a Yulia mientras la abrazaba. Yulia se sentó en suelo recargándose en la pared para descansar. La había dejado exhausta eso. La figura de Lena se hincó a su lado y la miró a los ojos.
- Te amo mi pequeña. – se le acercó lentamente y la besó tiernamente en los labios.
- Esto fue increíble Lena, gracias. - dijo cayendo fatigada contra la pared. La imagen de Lena se paró y desapareció entre las penumbras.
Yulia no entendía que había pasado en aquel baño, no entendía como unos movimientos simples, tan simples pero tan gustosos y prohibidos, podrían haber creado tal paraíso, solamente sabía que esa había sido una de las mejores experiencias de toda su vida, especialmente por que la compartió con la mujer a la que más ama.

Nota:por el momento les dejo este fic, estoy escribiendo otro, espero no tardarme mucho


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Jue Ene 18, 2007 4:58 am 
Desconectado
Nuev@
Nuev@
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Ene 05, 2007 4:50 am
Mensajes: 2
Espero que les guste :grin:


Bajo cero grados Fahrenheit

Las cosas nunca son lo que parecen, pensamos que entendemos el mundo que nos rodea, pero solo vemos el exterior, lo que parece ser, yo solía creer en la humanidad, los periódicos, los anuncios de jabón, la política y los libros de historia, pero un día el mundo te da una patada en la boca y no te queda mas remedio que ver las cosas tal y como son, me llamo Julia Volkova y mi historia es la de una chica común que le sucede algo extraordinario, tal ves se suponía que tenia que suceder, quizás estuviera destinada a ello o fuera mi karma o lo que sea, hay una cosa que quiero aclarar, nada va a volver a ser igual...

Todo comenzó aquí mismo, en Moscú, yo no era mas que una chica que hacia cosas de chicas, hasta la noche en que mi vida se sumió en el caos...

Restaurante Frantz
27/01/09
12:45 a.m.
- 9°F

Julia estaba sentada en el inodoro, traía un cuchillo y con él se corto los ante brazos, en los lavabos estaba una mujer de unos cuarenta y tantos años, se estaba maquillando, Julia se levantó, abrió la puerta del baño y de una forma muy extraña caminó asía la mujer, caminaba como si estuviera poseída y mientras lo hacia por su mente pasaban unas imágenes, veía a un hombre vestido de negro entre millones de velas, cuando Julia se acerco a la mujer esta voltio y Julia la apuñalo con el cuchillo en la zona del corazón,
la mujer callo al piso, Julia se colocó encima de ella y la apuñaló dos veces mas en el mismo lugar, después Julia levanto la vista al techo y por su mente paso la imagen de una niña que le pedía ayuda, después de esto Julia volvió en si.
J - ¿qué he hecho?... no, no quería, era como un sueño... tengo que salir de aquí antes de que me encuentre alguien.
Julia tomó a la mujer y la arrastro asía el inodoro y la sentó, la sangre que quedó en el piso la limpio con un trapiador que estaba allí, el cuchillo lo tiro en un bote de basura, y ella se lavó la cara y se bajo las mangas de su chamarra para que no vieran sus heridas.
Salió del cuarto de baño como si nada hubiera pasado, por suerte en el restaurante solo había cuatro personas, se dirigió a su mesa y pago la cuenta, en la barra estaba sentada una mujer policía, Julia se puso pálida al verla y la policía se le quedó viendo.
P - ¿esta bien señorita? está pálida
J – yo... si, estoy bien.
Julia salió del restaurante, tomo un taxi y se fue a su departamento, la policía se dirigió al baño y al entrar notó que había sangre en uno de los reservados, se acerco y abrió la puerta y descubrió el cadáver, salió rápidamente del baño y llamo a los inspectores.

1:25 a.m.
-9°F

Llegaron los inspectores, uno de ellos era Max de 30 años y piel morena, y la inspectora Elena Katina de 25 años, pelirroja y de ojos grises, eran los encargados de investigar el caso.
M – Frantz, es aquí, porque siempre esperan a que entren en el baño para matarse a mitad de la noche.
L – Max, en Moscú, todos los días matan a alguien.
M – sobre todo cuando estoy de turno de noche, como sí los sicopatas de la ciudad ya me la tuvieran sentenciada.
L – si quieres quejarte haslo dentro, así no me congelare escuchándote
M – tu mandas Lena.
Max y Lena entraron al restaurante, Lena se acerco a la policía.
L – buenas noches, oficial
P – buenas noches inspectora
L - ¿qué ocurrió?
P – un homicidio, encontré un cadáver en el baño.
L - ¿algún sospechoso?
P – una chica se marchó antes de encontrarlo
L - ¿la camarera es esa?
P – si, Andrea Morrison, creo que debe interrogarla, voy a esperar a que aya acabado de hablar con Andrea, para llevarla a su casa.
L – ok
Lena se acercó a la camarera y la empezó a interrogar.
L – Andrea, soy la inspectora Elena Katina, ¿le molestaría contestarme algunas preguntas?
A – no, adelante
L – ¿puede decirme algo de la chica que se marcho antes de que encontraran el cadáver?
A – era una chica normal, no le preste mucha atención.
L - ¿cómo era la chica, podría describírmela?
A – supongo que era de estatura media, era rubia, solo recuerdo eso
L - ¿qué hacia la chica antes del asesinato?
A – estuvo un buen rato, estaba leyendo.
L – ¿usted conocía a la víctima?
A – si, Carmen era un cliente habitual y venia todos los lunes y dejaba buena propina
L - ¿le dio la impresión de que Carmen y la sospechosa se conocieran?
A- no, no lo creo, la chica llevaba mucho tiempo aquí cuando Carmen llegó, ni siquiera se saludaron.
L –¿ usted reconocería a la asesina?
A – si, creo que sí
L – perfecto, ¿puede venir mañana a la comisaria a realizar un retrato robot de la asesina?
A – por supuesto, are lo que sea para que atrapen a esa maldita, ese tipo de gente no merece vivir.
L – ok, la oficial la llevara a su casa, cuídese Andrea.
Max y Lena entraron en el baño, Lena se acerco al cadáver y lo reviso, se dio cuenta de que todas las heridas estaban en la zona del corazón, después entro en el baño donde estaba sentada Julia y se fijo que había sangre en el piso, le pidió a Max que tomara una muestra y se la entregara a los investigadores para que la analizaran, Max reviso los botes de basura y encontró el cuchillo, salieron del baño, y Lena se acerco a la mesa de Julia, encontró un libro que se llamaba “ la tempestad”, le pidió a los investigadores que sacaran huellas de todas las cosas que había en la mesa.
Una vez que acabaron de buscar pistas, Max y Lena se marcharon.

Departamento de Julia
27/01/09
9:05 a.m.
-9°F

Julia estaba soñando con esa mujer que mató en el restaurante, se levantó muy asustada.
J – solo a sido una pesadilla horrible, yo no he matado a nadie.
Julia vio que su sabana estaba llena de sangre, después vio que sus antebrazos estaban lastimados.
J – no estaba soñando... ocurrió de verdad... tengo que vestirme para irme a trabajar.
Julia se metió a bañar, se colocó unas vendas en los antebrazos, se vistió y antes de salir a trabajar suena el teléfono.
J – diga
- Julia, me alegra saber de ti, se me ocurrió llamarte para decirte que tengo muchas ganas de verte.
J – tengo que verte Charlie, estoy metida en un problema
C - ¿de qué estas hablando?
J – no puedo decirte nada por teléfono
C – nos vemos en media hora en el parque
J – ok, ahí nos vemos, adiós
Cuando Julia colgó el teléfono empezaron a tocar la puerta
P – policía, abra la puerta por favor.
J – dios mío la policía ha venido a detenerme... no me queda otra, abriré
Julia abrió la puerta.
P - ¿es usted Julia Volkova?
J – sí
P – señorita, los vecinos escucharon gritos en su departamento, ¿sucede algo?
J – si, fui yo, me corte con unos cristales rotos, y me asuste un poco.
P - ¿le importa si paso y echo un vistazo a su departamento?
J – como quiera, adelante.
Julia le permitió entrar.
P – ¿qué le paso en las muñecas señorita?
J – ya le dije que tuve un accidente con unos cristales rotos
P – vaya, cuando se corta lo hace a conciencia he
El policía empezó a revisar todo el departamento, solo le quedaba de revisar la habitación.
J - *Dios mío, la sabana, va a ver la sabana ensangrentada*
El policía se acercó a la habitación, pero Julia se le paro enfrente.
J – no, por favor, no entre
P – así, ¿por qué no?
J – mi novia aun duerme, no le va a gustar levantarse desnuda frente a un oficial.
El policía se le quedo viendo muy serio.
P – entiendo... siento haberla molestado señorita, pero con todo lo que pasa últimamente preferimos ser precavidos.
J – lo comprendo
P – asta luego señorita Volkova
J - *estuvo cerca*
Cinco minutos después de que el policía se marcho, Julia se fue a ver a Charlie.

Comisaria
27/01/09
9:46 a.m.
-9°F
L - *para ser poli, tengo un vicio cuando tengo un caso no dejo de investigar para resolverlo, hay algo que me inquieta en este asesinato, pero no sé que es*
Lena se dirigió a su oficina, en el camino se encontró al investigador.
L – hola Tom
T – hola Lena, oye, ya tengo los resultados de las pruebas que hicimos.
L – perfecto, en cuanto llegue Max iremos a verte.
T – ok.
Lena entro en su oficina y miró el reloj, era tarde y Max todavía no llegaba, Lena lo llamó por teléfono.
M – Diga – dijo Max algo adormilado.
L - ¿sabes que hora es?
Max miró el reloj
M – Demonios
L – deprisa, la camarera vendrá esta mañana a elaborar el retrato robot.
M – Ok, ahorita voy
Max se paro de la cama, se ducho, se vistió, se despidió de su esposa y se fue a la comisaria.
Mientras tanto Lena estaba revisando su correo electrónico, había un mensaje que decía:
DE: Desconocido
ASUNTO: ?
YA A PASADO ANTES... ADAMS.
Este mensaje dejó a Lena algo desconcertada.

El parque
27/01/09
10:00 a.m.
-9°F
Julia había llegado al parque y empezó a buscar a Charlie. (Charlie era el mejor amigo de Julia, era como un hermano, él se convirtió en sacerdote y se distancio de Julia por un largo tiempo, Charlie era la única persona en la que Julia podía confiar)
C – me alegra verte Julia, a pasado mucho tiempo
J – dos años
C – dime Julia que era lo que me querías decir
J – Charlie, yo... maté a una mujer, ocurrió anoche en un restaurante, fue como si estuviera poseída, en una especie de transe, como si fuera una marioneta, veía lo que hacia, pero era incapaz de detenerme.
C – dios mío, no lo puedo creer Julia dime que no fuiste tu, tu no eres capaz de hacer algo así... y ¿Cómo se produjo exactamente el asesinato?
J – bien, anoche después de trabajar me metía un restaurante, pedí algo para comer, después de eso todo esta oscuro, no me acuerdo de nada, asta que me encontré en el baño con un cuchillo en la mano... fue horrible, y luego esta esto (Julia le enseño sus antebrazos a Charlie)
C – te has cortado los brazos
J – antes del asesinato me grabe estos símbolos en los brazos con el cuchillo, no sé si signifiquen algo... ¿qué se supone que tengo que hacer? Me conoces mejor que nadie Charlie, ayúdame.
C – mira Julia, estoy desconcertado, esta historia es horrible... tal ves sea mejor que se lo cuentes a la policía, entrégate antes de que ellos te encuentren.
J – ¿crees que la policía va a creerse una historia así?, Me meterían a la cárcel el resto de mi vida y jamas averiguare lo que ocurrió.
C – soy sacerdote Julia, as acabado con una vida y eso es muy grave.
J – ya te dije que no fui yo Charlie, pese a todos estos años nada a cambiado, nunca me prestas atención
C – Julia, por favor, no me pidas que elija entre mi fe y el mal
J – no soy una asesina Charlie, eres el único en el que puedo confiar, te pido que me creas.
C – muy bien are por ti todo lo posible, pero no puedo hacer nada que valla en contra de mis creencias
J – mira necesito averiguar lo que pasó, luego te llamo, gracias por todo Charlie
Julia se marchó.
Cuando iba caminando por el parque paso una visión por su mente, vio a un niño que estaba jugando sobre el hielo y este se rompió y el niño cayo al agua helada.
Julia also la vista y vio al niño que vio en su visión, tenia que salvarlo, por otro lado vio que se acercaba la mujer policía del restaurante, no lo penso dos veces y se hecho al agua a salvar al niño, cuando lo saco, el niño estaba inconsciente su corazón no latía, Julia se hinco y le dio respiración y unos golpes en el pecho, asta que el niño volvió en si, la mujer policía se le quedo viendo a Julia, pero no la arresto, la dejó ir.
J - *La policía me reconoció y ambas lo supimos, puesta a saber porque no me entrego, me había cobrado una vida y había salvado otra, para mí no cambio nada, los policías seguían buscándome, pero cuando me marche del parque sabia que podía volver a mirarme al espejo sin sentir nauseas*

Comisaria
27/01/09
10:30 a.m.
-9°F

Cuando Max llegó a la comisaria, se dirigió a la oficina de Lena.
M - ¿no a llegado la camarera?
L – no, yo creo que ya no tarda, vamos a ver a Tom, ya tiene los resultados de las pruebas
M – ok, vamos
Max y Lena se dirigieron a la oficina de Tom.
T – muy bien, ¿por donde quieren empezar?
L - ¿qué encontraste en el cuchillo?
T – Las huellas son bastante claras, encajan con las huellas del vaso y el tenedor de la mesa de la sospechosa.
M - ¿algo en la hoja del cuchillo?
T – tenia sangre de la víctima, pero lo extraño es que también encontramos sangre de la asesina... ¿qué piensan de esto?
L – por ahora no mucho, este caso no tiene sentido, hay algo que no encaja
T – últimamente con todos estos asesinos ya nada tiene sentido Lena
L – Si Tom, tienes razón, bueno gracias por todo, asta luego.
M - ¿ahora que hacemos Lena?
L – ocúpate tu del retrato robot, mientras que yo voy a ver al forense a ver sí a averiguado algo del cadáver.
M – ok, asta luego Lena

Banco internacional de Moscú
27/01/09
3:34 p.m.
-9°F

Julia se encontraba en el baño del banco, estaba vomitando, no se sentía muy bien, ardía de fiebre, su cuerpo estaba muy débil y no conseguía comer nada, era como si su cuerpo se quisiera liberar de algo.
Julia trabaja en el banco, es la encargada de mantenimiento informático, comparte su despacho con Ricardo.
R - ¿por qué llegaste tan tarde, Julia?
J – tuve un problema al venir, tuve que regresarme a casa a cambiarme.
Julia prendió su computadora y cuando lo hizo apareció en la pantalla con letras muy grandes “ASESINA”.
Julia se asusto y soltó un grito
R – Julia ¿te encuentras bien?
J – si, estoy bien
Después de unos minutos sonó el teléfono de Julia
J – Julia volkova
– hola Julia
J – hola Sofía
S – me gustaría ir a tu casa a recoger unas cuantas cosas, ¿puedo ir esta noche?
J – si, volveré a eso de las ocho
S – ok, no tardaré demasiado, ¿te encuentras bien?, te escucho un poco desanimada
J – tengo que colgar Sofía, estoy haciendo unas cosillas, adiós.
Cuando colgó, Julia empezó a tener otra visión, esta ves vio que a Ricardo se le callo la taza de café encima del pantalón.
J - ¡cuidado con la taza Ricardo!
R – maldita sea, ya se me manchó el pantalón, Julia ¿cómo supiste lo de la taza?
J – no lo sé, de verdad que no lo sé *¿seré psíquica?* - penso Julia
R – el sistema de la oficina 62 a caído, iré a componerlo
J – no, yo me encargo
R – ok, como quieras
Julia salió a revisar la oficina donde se callo el sistema, cuando llegó empezó a escuchar ruidos, salió de la oficina para ver que eran esos espantosos ruidos, para su sorpresa eran unos bichos gigantes, Julia se asusto mucho, uno de ellos casi la atrapa, Julia empezó a correr y a esquivarlos, uno de los bichos agarro a Julia del cuello, no la soltaba, pero Julia hizo todo lo posible para soltarse, asta que lo logro, corrió asta el elevador, pero este no respondía, los bichos acorralaron a Julia, ella no tenia escapatoria, a lo lejos venia caminando la mujer que Julia mato, Julia quedo paralizada cuando la mujer se le paró en frente.
MUJER – dos caras de la misma serpiente, una en nuestro mundo, la otra en él mas allá, ay del que vea ambas facetas de la serpiente.
Al decir esto la mujer se fue, y los bichos se le acercaron a Julia, ella gritó muy fuerte
J - ¡¡¡NOOOOO!!!
R – Julia, Julia ¿qué te ocurre?
J - ¡¡¡AAAAA!!!
R - ¿cómo te encuentras?, Te has hecho daño, estas sangrando.
J – tengo que marcharme
Todos los compañeros de Julia se le quedaron viendo fijamente, ya que ellos no habían visto nada de lo que Julia vio

J - *no tengo idea de lo que paso, no obstante tengo que aclarar una cosa, esas cosas casi me matan*

Deposito de cadáveres
27/01/09
3:58 p.m.
-9°F

Lena llegó al deposito de cadáveres y fue a ver al forense.
F – buenos días inspectora ¿lista para ver el cadáver?
L – si, estoy lista
F – ok, tiene dos uñas rotas en la mano derecha.
L - *no vio a la asesina asta él ultimo momento, no tuvo tiempo de protegerse*
F – tiene una fractura en el cráneo
L - *se rompió la cabeza al caer*
F – dilatación de ambas pupilas
L - *¿por qué están dilatadas las pupilas, que vio antes de morir?*
F – tres heridas en la zona del corazón
L - ¿murió instantáneamente?
F – no lo creo, duró como un minuto, mientras el corazón dejaba de latir.
L - ¿cree que la asesina conocía de anatomía, como para causar este tipo de muerte?
F – es probable, ase tiempo tuve un caso similar, exactamente igual, tres heridas en la zona del corazón, la víctima era Adams
L - ¿Adams?
F – sí, ¿esta al tanto de ese caso?
L – aun no, pero no tardare en estarlo.

Departamento de Julia
27/01/09
9:04 p.m.
-9°F

J – *me siento vacía, después de lo que me pasó en el trabajo me pregunto si no me estoy volviendo loca, no puedo dormir, le tengo miedo a los sueños que pueda tener*
Julia se dirigió a la cocina y saco una botella de ginebra, se sirvió en una copa y se lo tomo, después se dirigió a su costal de arena, y lo empezó a golpear para desestresarse, cada movimiento que hacia era mas fuerte, asta que con una patada manda a volar el costal.
J - *algo esta cambiando dentro de mí, soy mas fuerte y rápida, dios mío que me esta pasando*
Después Julia se fue a su cama y cerro sus ojos, se quedo dormida.
Minutos mas tarde tocaron a la puerta, Julia se levantó y abrió la puerta.
S – hola
J – hola
S – he venido por mis cosas, espero no molestarte
J – no, estaba algo adormilada, pasa
S – gracias
J – siéntate... ¿quieres algo de tomar?, Creo que todavía tengo un poco de ginebra ¿quieres un poco?
S – sí claro, me encantaría
Julia le sirvió una copa de ginebra y se la dio
S – gracias
J – iré por tus cosas
S – solo son dos cajas, tienen escritas mis iniciales
Julia le llevo sus cosas
J – hay tienes, creo que eso es todo
S – gracias Julia... pareces agotada ¿estas bien?
J – estoy bien, gracias
S – me alegro
J - ¿estas con alguien?... lo siento, no debería preguntártelo
S – no, no importa, sigo sola, ¿y tu?
J – si, yo también sigo sola, me a costado mucho superar lo nuestro, sabes que té hecho de menos.
S – yo también Julia... ¿sigues tocando la guitarra?
J – últimamente ni siquiera he pensado en ello
S – toca un par de notas para mí, para recordar los viejos tiempos
J – sí claro
Sofía se sentó en el sillón y Julia empezó a tocar la guitarra, estaba tocando una melodía romántica, cuando termino de tocar, Sofía se levanto
S – bueno, tengo que irme Julia
Julia sé acercó a Sofía lentamente, la agarro de la cintura, acercó su rostro al de Sofía y la beso, Sofía no rechazó ese beso y tomó a Julia por el cuello y así ambas se besaron.
S – llévame a tu habitación Julia – dijo Sofía con una vos muy suave y tierna.
Julia tomó a Sofía de la mano y la llevo a su habitación.
Al llegar, Sofía se sentó en la cama y Julia se paro enfrente de ella, Julia se empezó a desabrochar la blusa que traía puesta y Sofía le estaba desabrochando el pantalón, asta que Julia quedo completamente desnuda, ahora era el turno de Julia desvestir a Sofía, cuando ambas chicas quedaron desnudas se subieron a la cama, ya en ella Julia se puso encima de Sofía y la empezó a besar por el cuello desplazándose ligeramente asía sus pechos, mordiendo delicadamente sus pezones, se siguió desplazando asía donde Sofía quería que llegara, al llegar al punto exacto empezó a proporcionarle placer a Sofía, haciendo que ella se doblara de placer, asta que por fin Sofía consiguió un orgasmo, ahora Sofía voltio a Julia para quedar sobre ella, y empezó a hacerle exactamente lo mismo, asta que Julia soltó un gran grito de placer.
Minutos después ambas chicas quedaron completamente dormidas.

El panteón
28/01/09
8:25 a.m.
-11°F

J – *Diez años han pasado desde que mis padres murieron en un accidente, no me e recuperado del todo, algo así nunca se supera, con todo lo que me pasa últimamente decidí ir a visitarlos a su tumba*
Julia camino hacia la tumba de sus padres, y para la sorpresa de Julia ahí estaba Charlie.
J – Hola Charlie ¿qué haces aquí?
C – Hola Julia, bine a visitar a tus padres, espero que no te moleste
J – no como crees
Julia se agacho y coloco un ramo de flores en la tumba de sus padres.
C – investigue un poco de lo que te ocurrió y encontré a alguien que tal vez pueda ayudarte, su nombre es Daniela es esotérica, toma, esta es su dirección, espero que te de una respuesta
J – yo también lo espero Charlie, gracias.

Comisaria
28/01/09
3:37 p.m.
-11°F

Jefe - ¿cómo va el caso del asesinato del restaurante?
L – tenemos varias pistas, pero hay algunos elementos inquietantes en este caso
M – también sabemos que el asesinato no fue por dinero
J - ¿qué piensan de todo esto?
M – creemos que la asesina es una psicópata
J - ¿creen que vuelva a matar?
L – no lo sabemos, quizás pueda matar mañana o quizás nunca volvamos a saber de ella
J – quiero a esa loca entre rejas a la voz de ya, así que hagan lo que sea necesario
L – no se preocupe la atraparemos
Lena y Max salieron de la oficina del jefe.
M – ¿ahora que hacemos?
L – yo voy a investigar algo, mientras tu investiga algo del libro que encontramos.
M – ok
Max fue a su oficina y se puso a analizar el libro, entre las paginas encontró un pedazo de papel impreso, pertenecía a un banco.

Academia de policías
28/0109
7:12 p.m.
-11°F

Lena llegó a la academia de policías y fue a ver a un agente judicial llamado David Orton.
L – buenas noches agente Orton
D – buenas noches señorita
L – soy la inspectora Elena Katina, ¿le importa que le haga unas preguntas relacionadas con mis investigaciones?
D – señorita llevo muchos años que no trabajo en una investigación, dudo que pueda servirle de ayuda
L – es sobre el caso Adams
D – no puede localizar el expediente, ¿verdad?
L – así es, el expediente a sido marcado como confidencial
D - ¿qué quiere saber del caso Adams?
L - ¿qué ocurrió exactamente?
D – un tipo llamado Trevor Adams estaba comprando en el supermercado, estaba solo en el pasillo y un tipo agarra un cuchillo y lo mata a puñaladas
L - ¿detuvieron al asesino?
D – si, no se movió del lugar de los hechos, estaba sentado a un lado de cadáver, tenia la mirada perdida.
L - ¿dónde fue él apuñala miento?
D – en la zona del corazón
L - ¿el asesino era drogadicto o alcohólico?
D – no, hicimos investigaciones y no encontramos nada de eso
L - ¿qué ocurrió después?
D – el caso me tenia desconcertado, seguí investigando y descubrí que había mas asesinatos de la misma forma, las puñaladas eran idénticas en todos los casos, tres heridas en la zona del corazón, y lo curioso es que todos los asesinos se grababan una serpiente en los antebrazos.
L - ¿cómo se llama el asesino que mato a Adams y donde esta ahora?
D – se llama Boris Horn, se encuentra en el manicomio Gúfeld
L – ok, muchas gracias por la información agente Orton, asta luego.

Casa de Daniela
28/0109
7:45 p.m.
-11°F

Julia se dirigió a la dirección que le dio Charlie, fue a ver a Daniela, ella es una anciana de setenta años, experta en esotérica.
Cuando Julia llegó a la casa toco la puerta, nadie abrió, pero la puerta estaba emparejada y Julia se metió.
J – ¡¿hay alguien en casa?!
Julia no veía a nadie, se metió a la sala y escucho que tosieron en una de las habitaciones y fue a ver quien era.
J - ¿usted es Daniela?
D – así es jovencita, que es lo que quieres, ¿por qué estas aquí?
J – me llamo Julia Volkova, me dijeron que puede ayudarme
D - ¿ayudarte? Todo el mundo necesita ayuda... dime cual es tu problema
J – he matado a una mujer, fue como si me poseyeran, vi como ocurría todo, pero no controlaba mis acciones
D – me suena bastante, ¿no crees que es porque te has vuelto loca?
J - ... cierto, usted no me conoce, es obvio que no me cree, no debí de haber venido
Julia le dio la espalda a Daniela y camino asía la puerta para retirarse.
D – espera Julia... ¿recuerdas que pudo haber desencadenado la perdida de control, vistes algo, escuchastes un sonido o viste algo fuera de lo común?
Julia volvió a acercarse a Daniela.
J – no recuerdo nada de lo que me ocurrió, de lo único que me acuerdo es de que me senté en una mesa del restaurante y después desperté en el baño con el cuchillo en la mano
D – ¿has experimentado mas manifestaciones extrañas desde entonces?
J – si, veo cosas antes de que sucedan
D - ¿has tenido alguna visión donde aparezca un símbolo o una imagen extraña?
J – he tenido varios sueños donde apárese una niña pidiéndome ayuda, también la vi cuando desperté del trance del restaurante... y luego esta esto
Julia le enseño los antebrazos a Daniela
D – una serpiente, dos mandíbulas abiertas... oh dios mío
J - ¿qué significa?
D – solo hay una manera de asegurarse... siéntate a mi lado – Julia tomó una silla y se sentó a un lado de Daniela - mira el único modo de averiguar lo que te ha pasado es profundizar en tu memoria inconsciente, quien quiera que té aya obligado a cometer ese asesinato se a borrado de tu memoria, pero seguro que hay algún rastro en tu inconsciente, voy a ayudarte a localizarlo, es algo agotador y se corren ciertos riesgos, ¿quieres intentarlo?
J – sí
D – dame tus manos – Daniela tomo las manos de Julia – ahora cierra los ojos, quiero que dejes tu mente en blanco, ábreme las puertas de tu inconsciente, déjame entrar, Julia ¿estas hay?
J – sí
D – quiero que vuelvas al restaurante antes de que se produjeran los hechos... ¿dónde estas Julia?
J – estoy afuera del restaurante
D – quiero que entres
J – he entrado
D - ¿qué ves?
J – veo cuatro clientes y ala camarera y ¡oh dios mío la mujer policía!
D – concéntrate Julia, ve hacia tu mesa
J – estoy al lado de mi mesa, pero esta vacía
D – pero ¿ya te has sentado?
J – si, ya me sirvieron la comida... ¡dios es ahora cuando mato a la mujer!
El corazón de Julia latía cada vez mas rápido
D – tranquilízate Julia, quiero que me digas exactamente donde estas
J – estoy en el baño y veo a la mujer
D - ¿qué hace la mujer?
J – sé esta maquillando, no sospecha nada
D – y tu ¿dónde estas?
J – estoy en un reservado de un inodoro, ¡dios mío, empuño un cuchillo, la mujer no me ve!
Julia empezó a sudar y a ponerse pálida
D – cálmate Julia sigue concentrada
J – no controlo mis pies, voy asía la mujer, no me ve, no quiero matarla, pero no puedo detenerme
D – tranquila, quiero que vuelvas a entrar al restaurante pero esta ves antes de entrar al baño, ¿me entiendes?... Antes
J – ok
D - ¿dónde estas ahora?
J – estoy sentada en mi mesa
D - ¿qué estas haciendo Julia?
J - Estoy comiendo, como y leo un libro
D - ¿un libro?
J – si, se llama la tempestad
D - ¿qué mas ves?
J – alguien viene asía mí, un hombre
D - ¿quién es?
J – no lo sé
D - ¿qué te dice?
J – me dice que a él también le gusta leer la tempestad y se ha sentado en mi mesa
D - ¿qué mas te dice?
J – me pregunta que si creo en el poder de la magia, pero le digo que se retire de mi mesa, ahora me esta a empezando a decir unas palabras extrañas, no las entiendo... me a tocado la mano, estoy paralizada, no siento el cuerpo, no me puedo mover
D - ¿dónde esta el hombre?
J – esta adentro de mí, me controla
Julia se soltó de Daniela
J – usted sabe quien era ese hombre ¿verdad?
D – no, no lo sé
J – si que sabe quien es, usted lo entendió todo en cuanto me vio las cicatrices de los brazos, ¿qué significan estos símbolos? Dígame ¿qué me ha hecho ese hombre?
D – márchate Julia, no puedo hacer nada mas por ti
J – al menos explíqueme que me esta sucediendo, ¿por qué este hombre me obligo a matar a esa mujer? ¡Necesito saberlo!
D – hoy no puedo contarte nada mas, vuelve mañana a la misma hora y te explicare mas cosas.

Departamento de Lena
28/01/09
9:27 p.m.
-11°F

Lena estaba sentada en su sillón viendo t.v, en eso sonó el teléfono
L – diga
M – hola Lena, oye encontré algo en el libro
L - ¿enserio?
M – si, encontré un pedazo de papel impreso, tiene el nombre del banco internacional de Moscú
L – perfecto, mañana iré a ese banco, creo que ahora si tenemos a la asesina
M - ¿quieres que baya contigo?
L – no Max, iré sola
M – ok, adiós Lena
L – adiós
Cuando Lena colgó el teléfono tocaron a la puerta, Lena abrió
L – hola Robert
R – hola Lena, estaba solo en mi departamento y como eres mi vecina favorita, pense si querías compartir mi aburrimiento y esta magnifica botella de ginebra
L – esta bien Robert, pasa
R – ¿tienes copas?
L – claro, ahorita las traigo
Lena buscó dos copas en su cocina, cuando se las llevo a Robert ambos se sirvieron ginebra y se sentaron
R – brindemos Lena
L – sí, ¿por qué?
R – porque iba a ser
L – pues brindo por eso jajaja
R – jejeje
L – dime Robert, ¿ya encontraste al amor de tu vida?
R – si, conocí a alguien hace un mes, es muy bonita y la amo mucho... y tu Lena ¿ya encontraste a tu alma gemela?, Eres muy guapa, afuera hay muchos chicos apuestos, agarra a uno.
L – no lo sé, me parece que aun no tengo ganas de involucrarme con nadie, ya sabes que mi ultima experiencia romántica con aquel tipo fue un desastre absoluto, aun no estoy lista para nada ni para nadie.
R – ok... basta de charlas, mira lo que traje (Robert saco unas cartas)
L – ¿cartas del tarot?
R – sí, voy a leerte el futuro, quiero ver si algún día encuentras a tu alma gemela, o si vas a morir como una vieja solterona y arrugada
L – jajaja, muy bien jitanito, dime que tengo que hacer
R – fácil, primero barajea las cartas
Lena barajeo dos veces las cartas
R – ahora escoge cuatro cartas
Lena escogió las cartas y se las dio a Robert y él las empezó a leer
R – va a tener lugar un periodo obscuro, un peligro terrible, no estas sola, sigues a alguien y es inquietante, esconde un secreto inconfesable. Hay una maldición, mucho sufrimiento y miedo, veo obscuridad, muerte y angustia.
Lo siento Lena, esto no esta resultando tan divertido como creía.
L – no pasa nada Robert, haber que horrores me prepara el destino, adivíname estas otras dos cartas.
Lena escogió dos cartas mas y se las dio a Robert
R – una niña, dos destinos, un sendero hacia la muerte y otro hacia la vida, Lena hay que dejarlo, lo siento no sé lo que a ocurrido, es primera ves que veo algo así en las cartas
L – no te disculpes Robert, no es mas que un juego tonto, nunca he creído en el destino
R – bueno, me voy a casa, ya se hizo tarde
Robert se paro de la mesa y Lena lo acompaño a la salida
L – asta luego Robert
R – adiós Lena, cuídate
Cuando se fue Robert, Lena volvió ala mesa donde estaban las cartas y las miro nuevamente
L - ¿mi futuro es así de sombrío?, No creo en estas cosas, pero siempre da un poco de miedo.
Lena se fue a su cama y se recostó y al poco rato se quedó dormida.

Departamento de Julia
28/01/09
10:05 p.m.
-11°F
Julia llegó a su departamento y en cuanto entró empezó a sonar el teléfono. Julia contesto.
J – diga
- naster latin a kalar canar satelin sateli exestacar nasterlatan esistacar nasista
Un hombre empezó a decir estas palabras y cuando termino de pronunciarlas, las ventanas del departamento se abrieron, entraba un viento poderoso que hacia que los platos y vasos de la cocina se cayeran, después no solo fueron estos objetos, sino que entro una energía más poderosa y empezó a levantar los muebles, cada mueble que caía trataba de lastimar a Julia, pero ella los esquivó, trato de salir del apartamento, pero cuando abrió la puerta había un vacío, Julia estaba atrapada, lo único que podía hacer era esquivar los muebles, después todo su departamento se empezó a destruir, el techo, las paredes y el piso, Julia corrió rápidamente hacia el balcón, pero este también se destruyo haciendo que Julia cayera al vacío.
Después de unos minutos Charlie llego al departamento de Julia, tocó la puerta, Julia no abría, Charlie escucho un grito.
C - ¡Julia, abre la puerta!
Charlie siguió escuchando gritos, se hecho para atrás y derribo la puerta, entro al departamento y observo que la puerta del balcón estaba abierta y corrió asía el, al llegar se asomo y descubrió que hay estaba Julia colgando del balcón, Charlie la ayudo a subir.
C – Julia por el amor de dios, te has vuelto loca
J – las paredes volaron por los aires, el viento, la tempestad, yo...
C - ¿por qué lo has hecho Julia? ¿Por qué?
J – alguien intenta matarme
C – pero Julia, aquí solo estamos tu y yo, cuando llegue estabas sola, completamente sola
J - ¿qué me ocurre Charlie? No sé lo que pasa
A Julia se le salieron unas cuantas lagrimas
C – no pasa nada Julia, todo va a salir bien, voy a ayudarte.
Charlie abrazo a Julia

Banco internacional de Moscú
29/01/09
4:32 p.m.
-12°F

Después de lo que pasó anoche, Julia sé sentía bastante mal, pero no iba a dejar que eso le afligiera, salió a trabajar al banco como siempre.
Cuando llego sé sentó, prendió su computadora y se puso a trabajar, a los pocos minutos empezó a tener una visión, vio que entraba la inspectora Lena.
Julia no podía salir de la oficina, ya era demasiado tarde, se tranquilizo y espero a que llegara la inspectora.
Cuando Lena llegó a la oficina de Julia toco la puerta y entro.
L – hola, soy la inspectora Elena Katina, usted es Julia Volkova ¿verdad?
J – sí, soy yo
L – me gustaría hacerle un par de preguntas
J - ¿esas preguntas tiene que hacérmelas a mí?
L – nada personal, no se preocupe, su jefe me dijo que era la encargada de mantenimiento informático, solo voy a hacerle un par de preguntas
J - ¿qué quiere saber?
L – bueno, quisiera saber si este trozo de papel a salido de alguna de sus impresoras
Lena le dio a Julia el trozo de papel que encontró en el libro
J – sí, así es, este papel salió de mi impresora
L – hace un par de días se realizó un retrato robot de una sospechosa ¿podría analizarlo para ver si la ha visto?
Lena le dio el retrato, el retrato sé parecía mucho a Julia
J – ja, se párese a muchas que conozco, asta podría ser yo
L – si estos retratos son un tanto imprecisos... sus compañeros me dijeron que se comporto un poco extraña el otro día ¿es cierto?
J – si, es que aveces sufro ataques epilépticos, no suelen ser habituales, pero son muy violentos
L - ¿le paso algo en los antebrazos?
J – tuve un accidente estúpido con unos cristales rotos
L - *esta chica podría ser la asesina, pero no estoy realmente segura*
J – no me siento muy bien, tengo que ir al baño a mojarme la cara
L – esta bien, baya, aquí la esperare
Mientras Julia fue al baño, Lena empezó a buscar pistas, tomó una pluma para sacarle huellas, también tomó una foto de Julia que estaba sobre el escritorio, y eso fue lo único que encontró.
Julia volvió del baño.
L - ¿se siente mejor?
J – sí, gracias
L – no tengo mas preguntas, dejare que vuelva su trabajo gracias por su colaboración señorita.
Lena se marchó del banco.

Comisaria
29/01/09
7:12 p.m.
-12°F

Lena había reunido muchas pistas, solo faltaba analizarlas y compararlas, para ver si coincidían.
Primero analizo el retrato robot con la fotografía original y si se parecía Julia al retrato robot.
Después comparo las huellas de la pluma con las del mango del cuchillo y si coincidieron.
Después Lena recordó lo que le dijo Julia acerca del trozo de papel “sí, así es, este papel salió de mi impresora”
L - Julia Volkova es la asesina, ésta ves la tenemos
Lena llamó a Max para contarle

Casa de Daniela
29/01/09
7:30 p.m.
-12°F

Julia volvió ala casa de Daniela, para ver si conseguía mas respuestas.
La puerta nuevamente estaba emparejada, Julia entró.
J - ¡Daniela! ¡Daniela, soy yo, Julia!
Daniela no contestaba, Julia se dirigió a la sala y cuando entró, se quedo en shok cuando vio que Daniela estaba tirada en el suelo, estaba muerta, el teléfono estaba descolgado y se oía la voz de un hombre policía.
P – señor tenemos la dirección, vamos para aya... ¿señor?
A Julia no le quedo de otra mas que escapar por la ventana.

Departamento de Julia
29/01/09
8:00 p.m.
-12°F

Max y Lena llegaron al departamento de Julia, para arrestarla, Max forzó la puerta y Lena entro primero, observo que todo el departamento estaba desordenado con varios muebles rotos, y las paredes tenían letras pintadas de rojo que decían “MUERTE”, en el piso estaba una estrella de pentagrama, Lena buscó a Julia por todo el departamento, pero no la encontró.
Un policía que estaba en la calle le avisa a Lena por el codec que ha visto a Julia cruzando la calle, Lena le dice que la detenga.

En la calle

Julia se dirigía a su departamento, antes de llegar tiene una visión, ve que los inspectores entraron a su departamento.
De repente por atrás le llegan tres policías.
P – manos arriba, esta arrestada.
J - *maldita sea, la policía me a encontrado, tengo que hacer algo, no quiero ir a la cárcel sin averiguar lo que esta pasando*
Julia levantó las manos, uno de los policías saco las esposas para ponérselas, pero antes de que se las pusiera, Julia saca un poder enorme y golpea al policía, lo mismo hace con los otros dos que estaban cerca de ella, Max y Lena salieron del edificio y vieron a Julia que iba corriendo por la calle, corrieron atrás de ella.
Julia dio un gran salto y se agarró del puente que estaba delante de ella, Lena vio el movimiento que hizo Julia y se quedo impresionada, pero más impresionada quedó cuando vio que Julia dio una maroma y cayó encima del tren que iba pasando por el puente.
M – Lena, ¿viste lo que acaba de hacer esa chica? Es el demonio en persona
L – tenemos que atraparla Max, la próxima ves no se escapara.

Comisaria
30/01/09
9:35 a.m.
-14°F

Max y Lena fueron a la oficina de su jefe, el jefe estaba muy molesto con lo que había pasado anoche.
J – tres hombres en un hospital, y mientras tanto la asesina se da un paseo por el metro, espero que haya una explicación para esto.
L – nada salió según lo planeado, los hombres se prepararon siguiendo nuestras indicaciones, todos hicieron su trabajo, pero Volkova hizo gala de movimientos paranormales.
J - ¿qué intentas decirme? ¿Qué esa chica es la mujer maravilla? ¿deberas esperas que crea esa patraña?
L – sabíamos que Volkova era peligrosa, pero nunca nos imaginamos que dejaría lastimados a oficiales armados, y que después escapara por el metro.
J – me dan igual tus escusas, cuando la prensa se entere de esto, van a convertirme en el hazmerreír, y el presidente pedirá mi cabeza, ¿qué piensan hacer?
M – la fotografía original de Volkova estará en todos los periódicos, estaciones de tren y aeropuertos
J – quiero a esta loca entre rejas antes de que decida apuñalar a alguien mas, ¿entendieron? Ahora ¡lárguense de aquí!

Iglesia de Moscú
30/01/09
7:25 p.m.
-14°F

Julia estaba recostada en unas de las bancas de la iglesia, escuchó que alguien le hablaba, ella se levantó y empezó a buscar a la persona que le estaba hablando, pero la iglesia estaba sola, no había ni una sola persona, de pronto en el altar apareció Daniela.
J – Daniela, ¿eres tú?, creí que estabas...
D - ¿muerta?, en cierto sentido, pero te prometí contarte lo que sabia y siempre cumplo mi palabra, préstame atención Julia, tenemos poco tiempo, no estas loca, y tampoco eres una asesina, solo estabas en el lugar incorrecto, en un momento inoportuno.
J - ¿por qué me eligieron?, ¿Por qué querían que matara a esa mujer?
D – por casualidad, solo necesitaban que una mujer matara a otra para abrir la boca de la serpiente, no eres la primera y por supuesto no vas a ser la ultima... Quechinitlan es el dios maya... o no, ya vienen, ¡rápido Julia escapa, quieren tu vida!
J - ¡Daniela!
Daniela desapareció y cuando lo hizo, los ángeles de piedra que estaban junto al altar empezaron a tomar vida, cuando lo hicieron se dirigieron asía Julia, trataban de lastimarla, Julia los esquivaba, no permitía que la atraparan, Julia se dirigió rápidamente a la salida, pero la puerta estaba atrancada, los ángeles alcanzaron a Julia y...
C – Julia, Julia despierta
Julia abrió los ojos un poco alterada, y se levantó de la banca.
C - ¿qué haces aquí? ¿ Que pasó?
J – la policía me encontró, conseguí escapar y camine toda la noche, no tenia a donde ir y por eso bine a esta iglesia
C – dios mío, esta ves tienes que entregarte Julia, no hay otra solución
J – no voy a entregarme asta que comprenda lo que a ocurrido... me pasa algo extraño Charlie, desde el asesinato he descubierto que puedo hacer cosas extrañas, veo hecho antes de que sucedan, y mi cuerpo se ha vuelto más fuerte y rápido.
C – nadie tiene poderes así, no te estas convirtiendo en una heroína Julia, ahora ¿qué vas a hacer? Tienes que marcharte de aquí, la policía te puede encontrar.
J – tengo que encontrar un escondite, soy una fugitiva, mi fotografía se distribuirá por todas partes... tengo que encontrar a los responsables de todo esto.
C – ten cuidado Julia, te mataran si tienen la oportunidad
J – no te preocupes Charlie, estaré bien
C – eso espero.

Manicomio Gúfeld
31/01/09
2:14 p.m.
-15°F

Lena fue a visitar al asesino de Adams al manicomio, no le gustaba entrar a ese tipo de lugares, pero tenia que interrogar al sujeto.
- hola inspectora, soy Paul, yo la llevare con Boris
L – ok Paul
Paul llevó a Lena hasta la celda de Boris.
P – es aquí, yo la esperare aquí afuera
L – esta bien gracias
Lena entró a la celda a ver a Boris, él se le quedo viendo, Lena tenia cara de asustada.
L – hola soy la inspectora Elena Katina, si le parece bien, quisiera hacerle un par de preguntas... vamos a hablar de Adams, ¿qué ocurrió en aquella tienda?
B - ¿por qué se a molestado en venir a verme inspectora? Sabe que estoy loco, lo que digo carece de sentido ¿no?
L – a lo mejor no esta loco, tal vez nadie a querido escucharlo, eso es todo
B – una mujer esta en el baño maquillándose, y una chica rubia se le acerca y la apuñala
L - ¿cómo lo sabe?
B – estoy en los ojos de él, estoy al tanto de todos los asesinatos
L – ¿estas en los ojos de “él”? ¿Quién es?
B – nadie lo sabe, nadie lo ve... pero existe esta entre nosotros.
L – y tú Boris, ¿por qué mataste a aquel hombre?
B – yo solo fui el instrumento
L - ¿por qué tienen que morir estas personas?
B – el mundo no es lo que usted cree, el clan naranja sabe lo que hace y lo que dice, el quiere ser amo del planeta jajaja
L – ok, tengo que irme Boris, gracias por tu ayuda
B – es demasiado tarde, todos vamos a morir de frío, será el nacimiento de una nueva raza, el final de la humanidad jajaja
Lena salió de la celda asustada
P – ¿ya acabó, inspectora?
L – sí
P - ¿quiere que la acompañe a la salida?
L – no Paul, yo me iré sola, bye
P – que le baya bien inspectora.

Departamento de Sofía
31/01/09
2:35 p.m.
-14°F

Julia se recortó un poco mas el pelo y se lo tiño de negro, no tenia a donde ir, se estaba congelando y se estaba muriendo de hambre, pensó que seria buena idea quedarse un rato en el departamento de Sofía.
Cuando iba camino al departamento, vio que estaba estacionado un carro policía enfrente.
J – demonios, la policía vigila el departamento de Sofía, supieron que iba a venir en busca de un escondite, tengo que encontrar otra entrada.
Julia brincó la cerca que estaba en un callejón, después busco la ventana del departamento de Sofía, cuando la encontró, agarro un ladrillo y golpeó la ventana sigilosamente, quitó el seguro, la abrió y sé metió.
J – no me siento muy orgullosa al haberme metido al departamento de Sofía como una ladrona, pero no me quedaba mas opción, llevo casi un día sin dormir y sin comer nada.
No se encontraba Sofía en el departamento, Julia se dirigió a la cocina a comer algo, comió un emparedado y un vaso de leche, después prendió la televisión.
En las noticias estaban diciendo que ya se han registrado dos asesinatos mas como el del restaurante, Julia no tenia ganas de seguir escuchando eso, le cambio de canal y en uno de ellos, estaban diciendo que faltaban pocos días para que el profesor Dominic Junk (experto en jeroglíficos mayas) se marchara de Moscú, para que el que quisiera entrevistarlo se iba a encontrar en el museo de Moscú.
J – un especialista en jeroglíficos mayas, seguro que sabe que significa Quechinitlan, tengo que ir a verlo.
Minutos después llegó Sofía
S - ¡dios!... me asustaste Julia, ¿qué ases aquí? ¿Qué ocurre?
J – me busca la policía, necesitaba refugiarme en algún lugar y por eso vine aquí
S – Julia ¿qué te ha pasado? Los periódicos dicen que has matado a una mujer ¿es cierto?
J – el asunto es muy complicado, pero te aseguro que no soy una asesina
S – sé que no eres capas Julia, tienes que decirles que eres inocente.
J – tengo que averiguar que ocurrió, es la única forma de demostrar mi inocencia
Alguien tocó a la puerta, Sofía se asomo por el ojuelo y vio a los agentes de policía.
S – Julia, es la policía ¿qué vamos a hacer?
J – mira, seguro que quieren hacerte unas preguntas, mantén la calma y responde a sus preguntas, yo me esconderé en algún lugar
S – esta bien.
Julia se escondió adentro del ropero de Sofía. Sofía abrió la puerta e hizo pasar a los policías.
P – señorita, estamos trabajando en un caso de Volkova, sabemos que ustedes mantenían una relación
S – manteníamos en efecto, pero cortamos, la deje hace un mes.
P - ¿a tenido noticias de Volkova?
S – el otro día fui a recoger un par de cosas a su departamento, no he sabido nada de ella desde entonces.
Los policías empezaron a revisar todo el departamento, pero no encontraron nada.
P – gracias por su colaboración señorita, si Volkova intenta ponerse en contacto con usted llámenos.
S – esta bien.

Museo de Moscú
31/01/09
7:30 p.m.
-15°F

Julia fue a ver al profesor Junk al museo de Moscú, era su ultima esperanza.
J – hola oficial, soy periodista y tengo una cita con el profesor Junk
P – si pase, el profesor le espera
Julia se dirigió asía el profesor.
J – ¿profesor Junk?
D - ¿sí?
J – me llamo Erika Savage, soy periodista y estoy recabando información para un articulo acerca de la religión maya
D – es curioso, pero su cara me es familiar, ¿no nos conocemos?
J – jajaja, me lo dicen seguido, creo que tengo un rostro muy famoso
D – muy bien, ¿por donde quieres empezar?
J - ¿me puede contar algo de Quechinitlan?
D – es una serpiente bicéfala, un antiguo dios maya, tiene dos cabezas, una ve en este mundo, la otra en el mas allá, abriendo ambas bocas los oráculos mayas veían a través de la serpiente en el mas allá
J - ¿qué aria falta para que la serpiente abriera sus bocas?
D – un sacrificio humano, el alma liberada abre el paso, y el oráculo usa ese canal serpentino para ver en el mas allá
J - ¿cómo eran las ceremonias de los sacrificios?
D – la agonía de la víctima duraba bastante, y la prioridad era mantener las bocas abiertas todo el tiempo que fuera posible, la víctima era apuñalada tres veces y cada herida seccionaba una arteria pulmonar que sale del corazón.
J - ¿el oráculo mata?
D – oh, el oráculo nunca debe mancharse con la sangre de otro, por eso escoge una especie de representante, otra persona en el gentío, totalmente al azar, esta persona se convierte en el ejecutor, el oráculo controla por completo al ejecutor y lo manipula a distancia.
J – *un sacrificio maya fue eso... *
D – usted no es periodista ¿verdad?
J – no, me llamo Julia Volkova, la policía me busca por un asesinato que no cometí, pero yo fui la ejecutora
D – ¿eres una asesina?
J – soy inocente, apuñale a alguien que jamas había visto, tres puñaladas en la zona del corazón, como usted lo a descrito.
D - ¿pretendes decir que aun existe un oráculo maya? Pero eso es completamente imposible
J - ¿ha visto antes este símbolo?
Julia le enseño sus antebrazos al profesor
D – oh, es el símbolo de Quechinitlan, los ejecutores los grababan en sus antebrazos antes de realizar el sacrificio. Así que es cierto... dios mío, el códice decía la verdad
J - ¿el códice? ¿De que habla profesor?
D – el códice habla de la llegada de una niña... una profecía, la respuesta a todos los interrogantes de la vida, el oráculo mata para encontrar a la niña
Se empezaron a escuchar las sirenas de las patrullas y Julia tenia que escapar.
J – muchas gracias por su ayuda, profesor
Julia salió rápidamente por la puerta de emergencia.
Iba caminando por la calle, cuando de pronto, le empieza a dar un dolor de cabeza muy fuerte, tanto que cae al piso desmayada.

Lugar desconocido
31/01/09
4:59 p.m.
20°C

Julia abrió los ojos, se impresiono al ver que estaba en un lugar muy extraño, como en una selva o algo así, de repente alguien se acercó a Julia.
- Ah, aquí estas... tenia muchas ganas de verte, pocos humanos logran resistir a un oráculo, ¿qué tienes tú de diferente?
El hombre colocó una mano en el hombro izquierdo de Julia.
- La croma... tienes la croma... esto lo explica todo, ¿cómo adquiriste un poder así?... da igual, lo que importa es que a llegado tu fin
J - ¿la croma? ¿Qué es eso?
- la fuerza que creó el universo, el origen de todo, proporciona poderes extraordinarios a quien la posee
J – y ¿por qué tengo que morir? No represento ninguna amenaza para ti
- El sacrificio a creado un vinculo entre nuestras almas, cada vez que miro a través de la serpiente, tu ves lo mismo que yo, la única manera de romper el vinculo es que uno de nosotros muera... basta de charla, nos volveremos a ver en el otro mundo... kibin tin nah kwen tao neh.
De pronto apareció una pantera enorme, Julia se echo a correr y la pantera la siguió, Julia esquivaba todos los arboles y obstáculos que se le iban presentando en el camino, de repente Julia tropezó y la pantera la alcanzó, y antes de que la mordiera se quedo como estatua, Julia se levanto y atrás de ella había una persona, Julia volteo para ver quien era.
J - ¿Daniela? ¿Pero como?
D – préstame atención Julia, los que emplean al oráculo buscan a una niñita, un alma que nunca sé a encarnado, su llegada fue vaticinada por la profecía más antigua de la historia humana, la niña es la que ves en tus sueños, debes encontrarla antes de que el oráculo y ponerla a salvo, date prisa, no tienes mucho tiempo, ya andan tras tus pasos...
Julia se volvió a desmayar.

El Hotel
31/01/09
9:02 p.m.
-18°F

Julia estaba acostada en la cama, estaba soñando que el oráculo se acercaba a Charlie para matarlo.
Julia se levanto muy alterada, savia que no era un sueño y que el oráculo en realidad iba a matar a Charlie.
Por otra parte Max y Lena se encontraban adentro del hotel donde Julia se hospedaba.
M – deberíamos esperar a los refuerzos Lena
L – ni hablar, esta vez la voy a atrapar, el conserje nos dijo que Julia estaba en su habitación y no se va a escapar esta ves... Volkova se encuentra en la habitación 369
M – ok, hay que buscarla.
Mientras Max y Lena buscaban la habitación, Julia tomó el teléfono y marcó a la casa de Charlie.
J – contesta Charlie por favor
C – bueno
J - ¡Charlie, está en tu casa, no dejes que se acerque a ti!
C - ¿Julia? ¿Eres tú? ¿Qué ocurre?
J – no hay tiempo para explicarte, cierra la puerta de tu habitación con llave
C – pero Julia...
J - ¡¡SOLO HAS LO!!
Charlie cerro su habitación con llave.
C – ok, ya esta
J – bien, llama a la policía y no salgas asta que ellos lleguen.
Julia colgó, cuando lo hizo tubo una visión, vio que los inspectores se dirigían a su habitación, Julia salió por la ventana y sé quedo colgada del puro filito del concreto.
Lena derribó la puerta con una patada y entro a la habitación, pero vio que no había nadie.
M – el pájaro a ahuecado el ala
L – voy a encontrarla Max, lo prometo...
M – bueno, larguémonos de aquí
Cuando se marcharon Julia volvió a entrar al cuarto, de pronto el teléfono comenzó a sonar.
J – bueno
S - ¡¡¡JULIA, TIENES QUE VENIR AHORA MISMO, DICEN QUE ME MATARAN SI NO VIENES, ESTOY EN EL PARQUE DE DIVERSIONES, POR FAVOR DATE PRISA!!! – Sofía se escuchaba muy asustada.
Julia colgó y se dirigió rápidamente al parque.

Parque de diversiones
31/01/09
10:20 p.m.
-18°F

J - *voy asía mi muerte, todo lo que he vivido desde que entre en aquel restaurante, me llevaba asta este momento, estoy cansada de luchar, de huir y esconderme todo el tiempo, de todas formas, estaba perdiendo, solo me quedaba una cosa por hacer, intentar salvarle la vida a Sofía y después de eso, dejar de oponerme a mi destino*
Julia buscaba a Sofía, pero con la nieve que estaba cayendo era muy difícil verla, solo con los gritos se guío.
Sofía estaba arriba de la montaña rusa, Julia como pudo subió y cuando llego con Sofía, la desamarró.
De pronto apareció el oráculo
O – disfruten su viaje al otro mundo.
El oráculo hizo que la montaña rusa empezara a sacudirse, asta que se rompió completamente, haciendo que Julia y Sofía cayeran al precipicio.

Lugar desconocido.
01/02/09
9:40 a.m.
20°C

- Muy bien, todo ha ido según lo planeado... miren, su corazón vuelve a latir.
- Sí, ahora está estable
- Creo que está soñando...

El cementerio.
05/02/09
10:35 a.m.
-22°F

L - *Cuando recibí la llamada no dude ni un segundo, vine sin decírselo a nadie, ni siquiera a Max, solo sabía que tenia que ir a la tumba de alguien que acababa de ser enterrada esta mañana... Sofía Harper la ex novia de Julia Volkova*
Lena se dirigió a la tumba de Sofía, se paró enfrente de la tumba y la contemplo por unos minutos.
J – era buena persona, ella no tenía nada que ver con todo esto...
L – tienes mucho valor Julia, llamar a mi oficina y pedir que nos viéramos cuando todavía la policía de la ciudad anda detrás de ti... la verdad no me lo esperaba
J – su investigación tiene demasiadas sombras como para que se conforme con la versión original, ha venido porque tal vez tengo las respuestas a sus preguntas
L – en ese caso ¿quién es el autentico asesino?
J – no sé como se llama, ni siquiera sé si hay alguien vivo que lo sepa, solo sé que es un oráculo maya
L – el oráculo no actúa solo ¿verdad?
J – pertenece a un clan secreto que ha reunido a los seres más poderosos de la tierra, su poder no tiene limite y harán lo que sea para capturar a la niña índigo
L - ¿te refieres al clan naranja?
J - ¿los conoce?
L – fui a ver a uno de los asesinos a un manicomio, y mencionó al clan naranja... ¿y tu que papel desempeñas en todo esto?
J – yo fui una víctima fortuita del oráculo, nada más.
L - ¿cómo lo averiguaste?
J – lo sé eso es todo, la cuestión no es si lo que digo es verdad o no, la cuestión es ¿me va a ayudar?
L - ¿ayudarte? ¿Por qué debería de hacerlo?
J – por el mismo motivo que acepto venir aquí sin avisar a nadie, porque sabe que digo la verdad, porque si no hacemos algo de prisa, el frío cubrirá el planeta y será el fin de todo.
L – y aunque tengas razón ¿qué podemos hacer al respecto? Nadie va a creértelo, y si el oráculo tiene todos esos poderes ¿qué podemos hacer para detenerlo?
J – encontrar a la niña índigo antes que el oráculo y esconderla en un lugar seguro
L - ¿sabes donde esta la niña?
J – aun no, pero la encontrare, veo a través de los ojos del oráculo, si él la ve, yo también la veré
L – ja, esto es una locura, no me creo que este aquí parada hablando de salvar al mundo, con una fugitiva buscada por todas las agencias judiciales de la ciudad
J – usted vera de que lado esta, puede arrestarme, o fiarse de mí y ayudarme a encontrar a la niña, pero tiene que decidir ya, no tengo mucho tiempo.
L – o estas loca o eres una heroína
J – ni una cosa ni la otra, estaba en el lugar incorrecto en un momento inoportuno.
L – esta bien Julia, te ayudare
Lena extendió su mano y Julia también, y así ambas chicas se pusieron de acuerdo.

Comisaria
27/02/09
9:32 a.m.
-28°F

Max y Lena estaban en la oficina escuchando la radio.
Locutor – prácticamente todo el planeta esta siendo afectado por la onda de frío, el ejercito esta proporcionando albergues para una cuantas personas, ya se han registrado demasiadas muertes por el frío que se esta registrando, ni siquiera los meteorólogos saben lo que esta sucediendo y...
Lena apagó la radio.
M – bueno, ya acabamos con nuestra parte, ahora le toca al ejercito ayudar a la población... Lena, duerme un poco, llevas dos días sin pegar ojo.
L – para hacerlo tengo que entrar en calor, estoy congelada de los pies a cabeza
M – si... oye ¿puedo hablar contigo un segundo?
L – probablemente sea ahora o nunca
M – tengo la impresión de que me estas ocultando algo sobre lo de Volkova ¿no es así?
L – sí, tienes razón, la encontré, pero creo que es inocente, Max no quise decirte nada porque no te quería implicar ¿estas enfadado con migo?
M – no, claro que no... además, con todo lo que esta pasando supongo que da igual, mientras hagas lo que creas que es correcto no te equivocaras
En eso entró a la oficina Dina la esposa de Max.
Max se levantó de su silla y se dirigió asía su esposa.
M – Dina ¿qué haces aquí cariño?
D – dentro de una hora sale un avión para España, probablemente sea él ultimo en mucho tiempo, voy a tomarlo, Max vendrás o no, si me quieres deja la policía y acompáñame, cuando acabe este frío seguiremos con nuestras vidas nuevas y normales, es hora de tomar una decisión.
M – te quiero demasiado Dina, no te dejaría por nada del mundo.
Dina le da un abrazo y un beso a Max.
M – espérame afuera, estaré contigo en un minuto
Max regresó con Lena.
M – Lena, yo...
L – mientras hagas lo que creas que es correcto no te equivocaras, buena suerte en España Max.

Departamento de Lena.
27/02/09
8:39 p.m.
-28°F

Desde hace un par de días Julia se estaba quedando en el departamento de Lena, Lena la estaba protegiendo de la policía.
Una noche Julia estaba soñando ala niña, veía todo muy claro, esta ves Julia se le pudo acercar a la niña, vio que en su uniforme llevaba un escudo que decía “orfanato St. Thomas”.
Julia sé despertó algo tensa, Lena se le acerco y le tocó el hombro.
L – ¿estas bien, Julia?
J – sí, vi a la niña, esta en el orfanato St. Thomas
L – ok, mañana iremos.

El orfanato.
28/02/09
11:27 a.m.
-31°F

L – ya llegamos ¿segura que sabes lo que haces?
J – el oráculo ha visto a la niña igual que yo, vendrá por ella en cualquier momento, tengo que encontrarla antes que él, espérame aquí no tardaré.
Julia salió del carro y sé metió al orfanato.
Señora - ¡señorita!, Señorita no puede entrar ahí.
Julia no le hizo caso a la señora que cuidaba la entrada y valiéndole abrió la puerta principal y se metió.
Ya adentro empezó a buscar a la niña, cuarto por cuarto, asta que la encontró.
J – te he visto en mis sueños, tienes que venir con migo.
La niña parecía ida, no hablaba, solo se abrazo de Julia.
Cuando Julia salió del cuarto se topó con el oráculo.
O – veo que sigues viva, no sé como lo has conseguido pero da igual, entrégame a la niña y te concederé una muerte rápida.
J – si se la llevas a tus amos la usaran para esclavizar a toda la raza humana
O – eso no debería importarte, estarás muerta cuando eso ocurra, dame a la niña no tengo tiempo para jugar contigo.
Julia corrió y se salió por la puerta que daba a la azotea.
Arriba se volvió a encontrar al oráculo, Julia bajó a la niña.
J – voy a dejarte aquí, no te muevas ¿entiendes? Espero volver pronto por ti.
Julia sabia que era hora de luchar, corrió asía el oráculo y él asía Julia y los dos comenzaron a golpearse, ambos tenían la misma fuerza, pero Julia era más hábil y astuta, por unos instantes Julia estaba ganando la batalla, pero de pronto el oráculo saco mas poder y empezó a golpear a Julia, sus movimientos eran mucho mas rápidos, Julia no podía esquivarlos todos, en uno de sus golpes Julia cayo al suelo, el oráculo la agarro de un brazo y la aventó asía la pared, el oráculo se volvió a acercar a Julia, la agarro del cuello y la lanzó asía un enorme tinaco de agua, Julia se estrello en una de las patas de madera que sostenían al tinaco, la pata se rompió y el enorme tinaco le cayó encima al oráculo.
De pronto comenzaron a llegar los helicópteros del ejercito, Julia se levanto del suelo, y el oráculo se quitó de encima el tinaco y también se levanto.
Julia corrió asía la niña, la sujetó muy fuerte, Julia siguió corriendo y cuando llego a la orilla del edificio se aventó, pero no cayo al precipicio, sino que corrió por el muro del edificio con la niña abrazada, los helicópteros iban a abrir fuego, pero antes de que lo hicieran Julia desapareció junto con la niña.
Julia y la niña aparecieron en un cuarto abandonado del edificio, pero no estaban solas.
D – has encontrado a la niña...
J – Daniela
D – el destino de la humanidad durante los próximos diez mil años depende de la suerte de esta niña, una nueva edad de oro, paz y seguridad... o el reino del hielo, del terror y la muerte, acertamos al elegirte.
J - ¿de qué lado estas, Daniela? ¿Quién eres en realidad?
D – queremos impedir que el clan naranja tome a la niña, la usarían para reforzar su dominio sobre la humanidad, queremos llevarla a un lugar seguro y escondido, donde nadie pueda usarla para fines malignos y malvados.
J - ¿qué ocurrió en el parque de diversiones? No me acuerdo de nada después de la caída de la montaña rusa
D – no sobreviviste a la caída, encontramos tu cadáver y te resucitamos, la verdad es que estas muerta Julia
J – es... ¡es imposible, no estoy muerta!
D – la vida y la muerte no son mas que nociones abstractas, diste la vida para que la humanidad sobreviviera, eres una heroína, era fundamental que nos trajeras a la niña y lo lograste, ahora entrégamela Julia, cumpliste tu misión
J – no, no me fío de ti, la niña se queda con migo
D – cometes un error fatal Julia, voy a tener que eliminarte.
De pronto Daniela se convirtió en un Cyborg.
C – oh, se me olvido un detallito, cuando te resucitamos, añadimos un modulo en tu cortex, es imposible matarte, porque ya estas muera, sin embargo puedo aniquilarte, en cuanto te toque serás eliminada para siempre, no sirve de nada que te resistas, ya te tengo controlada...
El Cyborg empezó a manipular a Julia, Julia empezó a caminar asía él, pero intento luchar contra ese poder que la manipulaba, y logró volver en sí, corrió y se aventó por la ventana, callo en medio de la calle, y ahí estaba Lena acompañada de un hombre, el hombre le dijo a Lena que lo siguieran, él tenía un escondite.
L - ¡Julia, deprisa sígueme!
Julia y Lena siguieron al hombre.
H – deprisa, métanse aquí.
El hombre abrió una alcantarilla y las chicas bajaron por ahí, el hombre bajo después y cerro muy bien la alcantarilla.
Una ves abajo, el hombre las llevo asía su guarida secreta.
J – Lena ¿sabes quien es ese hombre?
L – no tengo ni idea, solo me dijo que teníamos que seguirlo... ¿entonces esa es la niña?
J – sí, no habla, me da la impresión de que por el momento nos esta observando
L - ¿ahora que hacemos?
J – no tenemos alternativa, hay que ir con esos hombres que están sentados allá.
L – déjame cargar a la niña, para que descanses un poco
J – ok
Julia y Lena sé acercaron con los hombres.
H – bienvenidas al campamento de los inocentes, siéntense junto a la hoguera
J - ¿y tú quien eres?
H – me llamo Antoni, dirijo esta unidad de los inocentes, estaba siguiendo al oráculo aquella noche que asesinaste a la mujer, me sorprendió que ayas sobrevivido, después me entere de que poseías la croma.
L - ¿qué es la croma?
A – es una fuerza energética natural, como la gravedad o el magnetismo, solo que mucho mas poderosa, tu Julia llevas esta fuerza en tu interior, y solo has descubierto una pequeñisima parte de ella.
J - ¿qué sabes de la niña?
A – es una niña de alma pura, nunca sé a reencarnado, su llegada se a esperado desde hace mucho tiempo.
L - ¿y este frío? ¿Qué papel desempeña en todo esto?
A – el frío es la cuenta atrás de la profecía, si la niña no a transmitido su mensaje antes de que el frío lo congele todo, la raza humana estará perdida, ahora todo el planeta esta paralizado por el frío, en un par de días mas nadie podrá resistir mas el frío y será el fin de todo.
J - ¿y ahora que hacemos?
A – tenemos que llevar a la niña a una fuente de la croma, ahí transmitirá su mensaje y cumplirá la profecía.
L - ¿dónde podemos encontrar la fuente de la croma?
A – la más cercana está en una base militar en Whishita
J - ¿Whishita? Yo nací allí, mis padres eran científicos militares que trabajaban para el gobierno.
A – eso explica muchas cosas Julia, tenemos que llevar a la niña lo antes posible... es posible que el oráculo y el Cyborg estén esperando en Whishita
L - ¿cuándo nos marchamos?
A – en seis horas... en esos vagones hay colchones, les recomiendo que descansen antes de marcharnos.
Lena le dio la niña a Antoni.
A – yo cuidaré a la niña váyanse a descansar.
J – estoy exhausta Lena, are caso a Antoni y dormiré un poco.
L – sí, yo después iré Julia, nos vemos al rato
Julia se paro y se dirigió asía uno de los vagones, Lena se quedo sentada pensando que pasaría si no consiguieran parar el frío, tenia mucho miedo, por otra parte no dejaba de pensar en Julia, empezaba a sentir algo por ella.
Después de unos minutos Lena se levanto y se metió al vagón donde estaba Julia, y serró muy bien la puerta del vagón.
Lena se acostó a un lado de Julia.
L - ¿sigues sin dormirte?
J – no consigo pegar ojo
L – cuesta creer que todo va a terminar mañana ¿verdad?... campos, bosques, ciudades, todo desaparecerá bajo el hielo ¿y que nos va a ocurrir? Será como si no hubiéramos existido, como si nada importante hubiera ocurrido... ¿tienes miedo de morir?
J – ya no
L – si vamos a morir mañana quiero que sepas una cosa... siento no habernos conocido en otras circunstancias, quizás si las cosas hubieran salido de otro modo yo...
Julia interrumpió a Lena dándole un beso en los labios.
L – te amo


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Fanfics de T.A.T.U
NotaPublicado: Mar Nov 02, 2010 7:08 pm 
Desconectado
Nuev@
Nuev@

Registrado: Mar Nov 02, 2010 7:01 pm
Mensajes: 1
Hola... lei este fanfic hace ya algunos años! hoy regrese para decirte que *muchas felicidades!* De verdad.. es un gran fanfic! el fiinal hasta la fecha me hace llorar!! Escribes muy muy bien! Felicidades!
atte. Diana Janette


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 3 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a: