Frases Célebres

   





Frases Célebres: Frases de Leyes

 



Frases de Leyes, encuentra la mayor colección de frases, refranes, proverbios, y dichos, separados en categorías. Encuentra frases sobre felicidad, amor, amistad, filosofía, guerra y Frases de Leyes.
 

Las leyes son como las telarañas: los insectos pequeños quedan atrapados en ellas, los grandes las rompen.

Las leyes son como las telarañas: los insectos pequeños quedan atrapados en ellas, los grandes las rompen.

La Ley, en su magnífica ecuanimidad, prohibe, tanto al rico como al pobre, dormir bajo los puentes, mendigar por las calles y robar pan.

El árbol de las leyes ha de podarse continuamente.

Para destruir las malas prácticas, la ley es mucho menos útil que los esfuerzos individuales.

En todas partes los más fuertes han hecho las leyes y han oprimido a los débiles.

No hay leyes, ni tradiciones ni reglas que se puedan aplicar universalmente incluyendo ésta.

Es preciso preferir la soberanía de la ley a la de uno de los ciudadanos.

Las leyes demasiado benignas rara vez son obedecidas; las demasiado severas, rara vez ejecutadas.

Las leyes inútiles debilitan a las necesarias.

La ley debe ser como la muerte, que no exceptúa a nadie.

Las malas leyes hallarán siempre, y contribuirán a formar, hombres peores que ellas, encargados de ejecutarlas.

La ley es el lecho por donde pasa el torrente de los hechos.

Excelente cosa es una buena ley, lo mismo que una buena máquina administrativa; pero ambas resultarán sin valor si no hay hombres de grandes capacidades encargadas de ejecutarlas.

Las leyes son como las telas de araña, a través de las cuales pasan libremente las moscas grandes y quedan enredadas las pequeñas.

Si se quisieran estudiar todas las leyes, no habría tiempo material de infringirlas.

Las mejores leyes nacen de las costumbres.

Tan perjudicial es desdeñar las reglas como ceñirse a ellas con exceso.

Es más fácil hacer leyes que gobernar.

La ley no ha sido establecida por el ingenio de los hombres, ni por el mandamiento de los pueblos, sino que es algo eterno que rige el Universo con la sabiduría del imperar y del prohibir.

La ley suprema es el bien del pueblo.

Las leyes se han hecho para el bien de los ciudadanos.

La ley es, pues, la distinción de las cosas justas e injustas, expresada con arreglo a aquella antiquísima y primera naturaleza de las cosas.

Un acto de justicia permite cerrar un capítulo; un acto de venganza escribe uno nuevo.

Las leyes mantienen su crédito no porque sean justas, sino porque son leyes.

Interpretar la ley es corromperla, los abogados las matan.

Hay tantas leyes que nadie está seguro de no ser colgado.

Con las leyes pasa como con las salchichas, es mejor no ver como se hacen.

¡Oh legislador! No me des leyes para los pueblos, sino pueblos para las leyes.

El legislador no debe proponerse la felicidad de cierto orden de cuidadanos con exclusión de los demás, sino la felicidad de todos.

Allá van leyes do quieren reyes.

Casi todos los crímenes que castiga la ley se deben al hambre.

La multitud de leyes frecuentemente presta excusas a los vicios.

La Ley ha sido dada para que se implore la gracia; la gracia ha sido dada para que se observe la ley.

Los legisladores necesitan ciertamente una escuela de moral.

Las buenas costumbres, y no la fuerza, son las columnas de las leyes; y el ejercicio de la justicia es el ejercicio de la libertad.

Las leyes son semejantes a las telas de araña; detienen a lo débil y ligero y son deshechas por lo fuerte y poderoso.

Todos somos iguales ante la ley, pero no ante los encargados de aplicarla.


 

1999 - 2011 Grupo Publispain - Apuestas deportivas - Anuncios - Nuevas Tecnologias