Frases Célebres

   





Frases Célebres: Frases de Libertad

 



Frases de Libertad, encuentra la mayor colección de frases, refranes, proverbios, y dichos, separados en categorías. Encuentra frases sobre felicidad, amor, amistad, filosofía, guerra y Frases de Libertad.
 

El hombre nunca ha encontrado una definición para la palabra libertad.

La libertad sin una autoridad fuerte e incólume, no es libertad al cabo de poco tiempo, sino anarquía.

Si no tienes la libertad interior, ¿qué otra libertad esperas poder tener?.

Sólo es libre aquello que existe por las necesidades de su propia naturaleza y cuyos actos se originan exclusivamente dentro de sí.

Hay quien pone en duda el porvenir del ideal de la libertad. Nosotros respondemos que tiene más que un porvenir: posee eternidad.

La libertad es singular, siempre que exista la libertad plural.

Quienes son capaces de renunciar a la libertad esencial a cambio de una pequeña seguridad transitoria, no son merecedores ni de la libertad ni de la seguridad.

Aquellos que cederían la libertad esencial para adquirir una pequeña seguridad temporal, no merecen ni libertad ni seguridad.

Donde mora la libertad, allí está mi patria.

No es bueno ser demasiado libre. No es bueno tener todo lo que uno quiere.

La razón y las costumbres son en un pueblo libre lo que las cadenas y los calabozos son en un pueblo esclavo.

La libertad es para soñarla.

La libertad es el derecho a hacer lo que las leyes permiten. Si un ciudadano tuviera derecho a hacer lo que éstas prohiben, ya no sería libertad, pues cualquier otro tendría el mismo derecho.

La libertad consiste en poder hacer lo que se debe hacer.

Un prisionero es un predicador de libertad.

Es más fácil apoderarse del comandante en jefe de un ejército que despojar a un miserable de su libertad.

La raza humana se encuentra en la mejor situación cuando posee el más alto grado de libertad.

Excepto tu libertad cede todas las cosas.

El pueblo no renuncia nunca a sus libertades sino bajo el engaño de una ilusión.

La libertad abstracta, al igual que otras simples abstracciones, no puede ser encontrada.

Una persona, cualquier persona, vale más que una bandera, cualquier bandera.

Bendito sea el caos, porque es síntoma de libertad.

Sólo el hombre culto es libre.

La libertad de la fantasía no es ninguna huida a la irrealidad; es creación y osadía.

No hay ningún hombre absolutamente libre. Es esclavo de la riqueza, o de la fortuna, o de las leyes, o bien el pueblo le impide obrar con arreglo a su exclusiva voluntad.

En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida.

Las cadenas de la esclavitud solamente atan las manos: es la mente lo que hace al hombre libre o esclavo.

La libertad es el gran espejo mágico donde toda la creación pura y cristalina se refleja; en ella se abisman los espíritus tiernos y las formas de la naturaleza entera.

La libertad supone responsabilidad. Por eso la mayor parte de los hombres la temen tanto.

No busquemos solemnes definiciones de la libertad. Ella es sólo esto: Responsabilidad.

La libertad no es simplemente un privilegio que se otorga; es un habito que ha de adquirirse.

La libertad no es un fin, es un medio para desarrollar nuestras fuerzas.

No es libre el que se ríe de sus cadenas.

Temer las libertades públicas es signo de miopía intelectual y de poca confianza en el porvenir de nuestra especie.

La libertad es un hecho, y entre los hechos que observamos, no hay ninguno que sea más claro.

La libertad no es posible más que en aquellos países en que el derecho predomina sobre las pasiones.

Los privilegios acabarán, pero el pueblo es eterno.

Nadie puede amar sus cadenas, aunque sean de oro puro.

La libertad es aquella facultad que aumenta la utilidad de todas las demás facultades.

El límite bueno de nuestra libertad es la libertad de los demás.

La libertad es la obediencia a la ley que uno mismo se ha trazado.

Es verdaderamente libre aquel que desea solamente lo que es capaz de realizar y que hace lo que le agrada.

El hombre ha nacido libre y por doquiera se encuentra sujeto con cadenas.

Pueblos libres, recordad esta máxima: Podemos adquirir la libertad, pero nunca se recupera una vez que se pierde.

La libertad no es fruto que crezca en todos los climas, y por ello no está al alcance de todos los pueblos.

Renunciar a nuestra libertad es renunciar a nuestra calidad de hombres, y con esto a todos los deberes de la humanidad.

El hombre está condenado a ser libre.

El hombre nace libre, responsable y sin excusas.

La verdad os hará libres.

La libertad existe tan sólo en la tierra de los sueños.

Sólo es digno de libertad quien sabe conquistarla cada día.

Nadie es más esclavo que el que se tiene por libre sin serlo.

El genio solo puede respirar libremente en una atmósfera de libertad.

La libertad de conciencia se entiende hoy día, no sólo como la libertad de creer lo que uno quiera, sino también de poder propagar esa creencia.

Cuando hay libertad, todo lo demás sobra.

La libertad no puede ser fecunda para los pueblos que tienen la frente manchada de sangre.

La libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresía.

Quien en nombre de la libertad renuncia a ser el que tiene que ser, ya se ha matado en vida: es un suicida en pie. Su existencia consistirá en una perpetua fuga de la única realidad que podía ser. .

Libertad moral es la única libertad verdaderamente importante.

El único hombre que es realmente libre es aquel que puede rechazar una invitación a comer sin dar una excusa.

Nadie combate la libertad; a lo sumo combate la libertad de los demás. La libertad ha existido siempre, pero unas veces como privilegio de algunos, otras veces como derecho de todos.

Ser hombre es ser libre. El sentido de la historia es que nos convirtamos realmente en hombres.

La libertad puede conducir a muchas transgresiones, pero incluso a los vicios les presta una forma menos innoble.

La libertad es incompatible con el amor. Un amante es siempre un esclavo.

No se nos otorgará la libertad externa más que en la medida exacta en que hayamos sabido, en un momento determinado, desarrollar nuestra libertad interna.

La causa de la libertad se convierte en una burla si el precio a pagar es la destrucción de quienes deberían disfrutar la libertad.

La libertad no hace felices a los hombres, los hace sencillamente hombres.

El bueno será siempre libre aunque sea esclavo; y el malo será esclavo aunque sea rey.

La libertad sólo reside en los estados en los que el pueblo tiene el poder supremo.

Un pueblo no es verdaderamente libre mientras que la libertad no esté arraigada en sus costumbres e identificada con ellas.

Los países libres son aquellos en los que son respetados los derechos del hombre y donde las leyes, por consiguiente, son justas.

La verdadera libertad consiste en el dominio absoluto de sí mismo.

La libertad es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida.

La historia de la libertad es la de la lucha por limitar el poder del gobierno.

La libertad más difícil de conservar es la de equivocarse.

Bien analizada, la libertad política es una fábula imaginada por los Gobiernos para adormecer a sus gobernados.

La libertad es un lujo que no todos pueden permitirse.

Sólo el que vive de rodillas ve gigantes a sus enemigos.

No más partidos, no más autoridad, libertad absoluta del hombre y del ciudadano: esta es mi profesión de fe social y política.

La libertad está en ser dueños de la propia vida.

¿Quién es libre? El sabio que puede dominar sus pasiones, que no teme a la necesidad, a la muerte ni a las cadenas, que refrena firmemente sus apetitos y desprecia los honores del mundo, que confía exclusivamente en sí mismo y que ha redondeado y pulido las aristas de su carácter.

¿Quién es libre? Sólo el que sabe dominar sus pasiones.

La libertad no la tienen los que no tienen su sed.

La libertad no consiste en hacer lo que se quiere, sino en hacer lo que se debe.

El precio que tenemos que pagar por el dinero se paga en libertad.

La libertad no es poder actuar arbitrariamente sino la capacidad de hacerlo sensatamente.

La libertad, por lo que respecta a las clases sociales inferiores de cada país, es poco más que la elección entre trabajar o morirse de hambre.

Nadie puede ser perfectamente libre hasta que todos lo sean.

Yo desprecié los grados y distinciones. Aspiraba a un destino más honroso: derramar mi sangre por la libertad de mi patria.

Un soldado feliz no adquiere ningún derecho para mandar a su patria. No es el arbitro de las leyes ni del gobierno. Es defensor de su libertad.

Es un extraño propósito perseguir el poder y perder la libertad.

En un estado verdaderamente libre, el pensamiento y la palabra deben ser libres.

Un hombre libre es aquel que, teniendo fuerza y talento para hacer una cosa, no encuentra trabas a su voluntad.

Ningún favor produce una gratitud menos permanente que el don de la libertad, especialmente entre aquellos pueblos que están dispuestos a hacer mal uso de ella.

Una dulce y triunfante libertad se apodera de aquellos que saben que van a morir pronto.

La libertad de amar no es menos sagrada que la libertad de pensar. Lo que hoy se llama adulterio, antaño se llamó herejía.

Los mayores enemigos de la libertad no son aquellos que la oprimen, sino los que la ensucian.

Yo no estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero me pelearía para que usted pudiera decirlo.

Proclamo en voz alta la libertad de pensamiento y muera el que no piense como yo.

Detesto lo que escribes, pero daría mi vida para que puedas seguir escribiendo.


 

1999 - 2011 Grupo Publispain - Apuestas deportivas - Anuncios - Nuevas Tecnologias