Biografía de Irina Shayk

 

Modelo rusa. Irina revoluciona el mundo publicitario. Camino de convertirse en toda una leyenda de la lencería y la ropa de baño, Irina Shayk continúa enamorando a firmas de todo el mundo y de todos los ámbitos y es que su aspecto físico que se parece más al de una joven sudamericana que rusa porque su progenitor tenía la piel oscura por sus orígenes tártaros.

 

Fue a la escuela de música por siete años. Después su hermana le dijo que debían ir a una escuela para modelos, sólo por diversión. Allí un director se le acercó y la encontró. Ese hombre fue quien le aconsejó presentarse en un concurso de belleza de su ciudad, que finalmente ganó, convirtiéndose en "Miss Cheliabinsk 2004". Un año más tarde se trasladó a vivir a París en busca de nuevas oportunidades. Y desde entonces no ha parado de trabajar, firmas como La Perla, Paciotti 4US, Germaine de Capuccini,  Guess y Armani Exchange han contado con ella durante varias temporadas. Le encanta leer y siendo pequeña soñaba con ser profesora de literatura.

 

Si bien el destino le tenía deparado un futuro muy diferente. La modelo también cuenta que su madre era profesora de música en una guardería y que su padre, minero de profesión, murió cuando ella era sólo una niña, por lo que su madre tuvo que trabajar muy duro para sacarlas adelante a ella y a su hermana mayor, Tatiana.

 

Irina tiene una amplia formación musical: cantó en un coro y toca el piano. Comenzó a estudiar Marketing pero no acabó los estudios porque reconoce que eran muy aburridos.

 

Hoy Irina disfruta de una gran carrera, de la misma manera que sus fanáticos gozan de cada producción que la modelo realiza para distintas revistas en todo el mundo. 

Pero los sueños de Irina son muchos y no puede dormirse: “Ya sabes como somos las mujeres, queremos un bolso y cuando lo conseguimos queremos otro. Pues así me sucede a mí con mis sueños” reveló.