Catapulta

Elevar las caderas, en el caso de las mujeres, es una valiosa fuente de placer, ya que pone en contacto con el cuerpo del hombre áreas de su cuerpo que, en posiciones más tradicionales, no se tocan. En este caso, el hombre se arrodilla y recibe la vagina de su compañera dejando que ella apoye los glúteos en sus muslos. La mujer puede extender sus piernas en el torso del varón o flexionarlas apoyando las plantas de los pies en su pecho. El hombre tiene fácil llegada al clítoris, por lo que puede estimular la zona con las manos y mirar la vagina en primer plano. El ritmo lo marcan juntos, acorde al deseo de ambos y a la flexibilidad de la mujer

Más Posturas

OTROS ARTICULOS DISPONIBLES
Pildora Abortiva
El Punto G
El Arte del Taoismo
Estimula su cerebro bajo las sabanas
¿Qué hacer con los superveloces?
¿Dónde está el punto G?
Los Hombres también tienen punto G
Las mujeres , ¿fingimos el orgasmo?
Hasta que punto es importante el sexo en una relación

 

Grupo Publispain - Sexologia