Biografía de Lewis Hamilton

Piloto británico de Formula 1, campeón del mundo en 2008. Su nombre completo es Lewis Carl Hamilton.  Su padre Anthony Hamilton, un emigrante caribeño de la isla de Granada le puso el segundo nombre en honor al gran atleta Carl Lewis. Su madre de nombre Carmen Lockhart, de nacionalidad británica. 

Se divorció cuando Lewis tenía a penas dos años. Su padre decidió casarse con Linda, estableciéndose entonces en Stevenage (Hertfordshire). Cuando el inquieto Lewis tenía doce años decidió irse a vivir con ellos, pues había nacido su medio hermano Nicholas, a quien daría todo su afecto y dedicación. Su hermano con parálisis cerebral no fue impedimento para que el piloto lo llevase a verle correr. 

La trayectoria profesional no fue tan sencilla para este chico, pues aprendió de su padre como ejemplo a trabajar duro, ya que Anthony había dejado su tierra natal en busca de un mejor futuro, encontrándose con jornadas de 12 horas diarias. Empleado en los ferrocarriles públicos y por la noche, además, frecuentaba escuelas nocturnas para instruirse. 

Lewis estudió primaria en la John Henry Newman School, era hiperactivo y su inquietud inusual le provocó serios problemas pues llego a ser víctima habitual de insultos racistas, por el color de su piel. Pero esto nunca le detuvo, pues jamás mostró miedo y eso provoco que se ganara el respeto de los demás chiquillos, pues les daba muestras de sus habilidades en artes marciales como el Karate. Su padre, para apaciguar su temperamento, había ahorrado para comprarle un kart de primera mano. Y, de inmediato, mostró una gran destreza. 

Fue su color de piel, uno de sus primeros obstáculos en el mundo de las carreras, pues su padre busco patrocinadores para su hijo, negándole el apoyo debido a esa característica física. Se hartó de recorrer los circuitos sin éxito. Por fin se decidió a inscribirlo como particular en el Campeonato Británico de Karts de 1995. Lewis ganó y su padre se vio obligado a pedir un traje prestado para acudir a la gala de la entrega de premios Autosport, donde recogió el trofeo y le guiñó el ojo el todopoderoso Ron Dennis, el patrón de McLaren-Mercedes. 

Lewis checó el gesto y se acercó al magnate, le pedio un autógrafo e le dijo  "Un día correré y ganaré con McLaren". Dennis, con una sonrió incrédulo y  le dió una tarjeta "Llámame dentro de nueve años". Ahí se puede decir que fue el inicio de la carrera profesional de este piloto. Sólo tres años después Dennis lo llamó para reclutarlo en el programa de jóvenes promesas, en una época en que la escudería había ganado el Mundial de Fórmula 1 con Mika Hakkinen. 

Luego se convirtió en el niño mimado de Dennis, tras los éxitos en Karting. Hamilton dio el salto a las monoplazas en 2001, con pruebas especiales para los pilotos de Fórmula 1, las Winter Series de la Fórmula Renault. En su debut quedó en quinta posición, frente a pilotos mayores. Su progresión hizo que en 2002 ganara tres pruebas con Manor Motorsport y se subiese al podio final como tercero. Al año siguiente ya consiguió el título con Manor. 

Pero ya Lewis tocaba las cumbre del éxito y le pareció poco aquella categoría. En 2004 y 2005 corrió en la F-3 Euroseries, donde fue el campeón en su segunda temporada. Paso a competir en 2006 en la GP2, antesala de la Fórmula 1. Volvio a ganar, pero ahora el título con holgura por delante de Nelson Piquet Jr., con quien después coincidiría en la máxima categoría.