Nostradamus

 

Biografía

Comienzos Proféticos

Nostradamus, el Médico

Primeras Profecías

Profecías a Napoleón

¿Que son las Centurias?

Profecías a Inventos

Testamento

Homenaje


Grandes Profecías

- Asesinato del Papa

- Holocausto nuclear

- Tiempos de paz

- Todas las naciones caerán

- El triunfo de la Gran Verdad


Profecías del Siglo XX

- Guerra y Paz (1917 hasta 1945) - Parte 1

- Guerra y Paz (1917 hasta 1945) - Parte 2

- Conflictos de Oriente Medio


Profecías del 3er Milenio

- "La Cuarteta Fatídica"

- "La Tierra Amenazada y la Falsa Paz"

- "El Hercólubus"

- "Los Tiempos Finales"

- "El Futuro de España"

- "Lo Mas Urgente"


Centurias


 

Nostradamus: Profecías de Guerra y Paz (Guerras, Revoluciones, etc.) de Nostradamus.
 

Profecías de Guerra y Paz de Nostradamus, todas las profecías que corresponden al Siglo XX, guerras, Francia, España, Guerra Mundiales. Profecías de Guerra y Paz de Nostradamus.

 
 

Guerra y paz

Desde que terminó la primera guerra mundial hasta que estalló la segunda, o sea, desde 1917 18 hasta 1939, los principales acontecimientos que caracterizan este período (período de tanta importancia para nosotros que puede aseverarse que vivimos todavia hoy sus consecuencas) fueron descritos por Nostradamus con absoluta precisión y, a menudo, con particularidades y detalles que excluyen cualquier posibilidad de error en la interpretación de cuanto nos legó el gran vidente.

Dice la cuarteta sesenta y tres de la I Centuria:

Los azotes pasados disminuido el mundo,
Largo tiempo la paz, tierras deshabitadas,
Hermana caminará por cielo, tierra, mar y onda,
Después de nuevo las guerras suscitadas.


Cuando los azotes de la primera guerra mundial terminen, el número de habitantes del mundo habrá disminuido: tal es el significado del primer verso; y reparemos que el profeta habla de azotes en plural, por lo cual podemos pensar que se refiere no sólo a la guerra ue estalló en Europa, sino también a la revolución rusa y a la terrible y violenta epidemia que se declaró en España y se extendió por otras naciones europeas, causando entre la población incontables víctimas. En cuanto a las tierras deshabitadas, no es preciso esforzarse demasiado para entender que son las tierras que con el paso de la guerra quedaron estériles y desoladas, como fueron, por ejemplo, muchas regiones de Franca, de Rusia y de Polonia, calcinadas por completo.
En este punto especifica Nostradamus que durante el período de paz que seguirá a tanta desventura, una «hermana» irá por el cielo, tierra y onda.

A quién se refiere el apelativo «hermana» consta claramente en otra cuarteta, la cuarta de la IV Centuria:

El impotente Principe enojado, lamentos y querellas
De rapiñas y saqueos por galos y por líbicos:
Grande es por tierra, en mar infinitas velas.
Hermana Italia será echando a los célticos.

Se describe aquí, en una rápida visión, el período de la historia italiana que va aproximadamente desde 1860 a 1870, y que culminó con la ocupación de Roma, que estaba defendida por los zuavos, franceses o libios. El impotente Príncipe es Francisco II de Borbón, el «Grande» por la tierra es Napoleón III y las infinitas velas son las flotas borbónicas, francesa a inglesa, como asimismo la italiana y la austríaca, que surcaron, durante aquellos años, el Mediterráneo. «Hermana Italia» es, pues, la frase escogida para indicar que se trata de esta nación; y he aquí ue por aquel entonces Italia irá or cielo, por mar, por tierra y sore la onda, que en este caso es el éter, dominado por la prodigiosa invención de la radio.

Y luego, otra vez, las guerras que vendrán a turbar el equilibrio de Europa tan difícilmente conseguido y tan precariamente consolidado. Por otra parte, el Oriente de Europa habrá conocido, durante aquellos mismos años, una convulsión apocalíptica:

Al gran Imperio llegará otro muy distinto
Bondad distante más de felicidad:
Regido por uno salido no lejos de la plebe,
Corromper reinos gran infelicidad.
(CENTURIA VI, CUARTETA LXVII)


¿Qué otra nación fuera de Rusia estaba entonces regida por la forma imperial? Este gran imperio estará regido, pues, por un jefe bien distinto, ya por censo, ya por sangre, casi plebeyo que se comportará tan cruelmente como aquel a quien ha derribado y se seguirá de ahí una gran tragedia para todas aquellas naciones que, siguiendo las huellas de este gran imperio, se corromperán por la nueva doctrina.
Es extraordinariamente interesante proseguir el examen de las cuartetas que se refieren también a este acontecimiento:

Los dos malignos de Escorpión conjuntos,
El gran Señor asesinado dentro de la sala:
Peste a la Iglesia por el nuevo Rey agregado,
La Europa baja y la septentrional.
(CENTURIA I, CUARTETA LII)


Recordemos la historia: el 15 de marzo de 1917 abdicaba el Zar Nicolás II y luego era detenido y deportado con toda su familia a Ekaterinenburg, en Siberia; allí fue asesinado el 16 de julio de 1918, en la sala del pabellón, corriendo también la misma suerte todos sus allegados.
Ahora bien, la cuarteta dice que el asesinato se cometerá bajo la enseña de los dos malignos unidos por Escorpión, es decir, de Saturno y de Marte, cuyos símbolos son la hoz y el martillo, enlazados para formar la figura de Escorpión que, a su vez, simboliza el error que emponzoña a los pueblos con doctrina y métodos insidiosos y fraudulentos.
La cuarteta añade, además, que esto acarreará igualmente a la Iglesia grave daño y en especial el nuevo cabecilla que cambiará la faz de Rusia; sus acólitos perseguirán a la religión en la Europa meridional y septentrional, como realmente ocurrió en todo el territorio ruso, en no pocos países situados al otro lado del telón de acero y, durante el tiempo de la guerra civil, en España.
El cuadro de la revolución rusa se completa con los versos de la cuarteta cincuenta y nueve de la III Centuria, que dice:

Bárbaro imperio por el tercero usurpado
La mayor parte de su sangre condenar a muerte,
Por muerte senil, por él, el cuarto atacado,
Por temor de que sangre por otra sangre sea muerta.


Si a primera vista parece algo confuso el sentido, es suficiente etenernos brevemente en cada una de las palabras para desentrañar su significado. El gran imperio, después de la usurpación del tercer estado, o sea, la burguesía, es llamado bárbaro, porque, efectivamente, a los dirigentes de la época zarista les sucedió una clase de baja y mediana burguesía que dio en seguida pruebas de crueldad y de barbarie, llevando a cabo muchas sangrientas depuraciones en el seno de sus propios adeptos; por lo cual, transponiendo la frase, conseguiríamos una mayor coherencia de cuanto se dice. La interpretación podría ser ésta: el tercer estado condenará a muerte a una buena parte de los de su propia sangre; y a muchos de los del cuarto estado, es decir, obreros, campesinos y desheredados de la fortuna, serán por él perseguidos y condenados mediante muerte senil (que es el hambre), indigencia y trabajos forzados, y ello por temor de que la sangre derramada se vuelva contra ellos y provoque otra sangre, o dicho con otras palabras más claras, para que no estalle una reacción y una abierta rebelión contra los jerifaltes que tanta sangre derramaron ya con el fin de reafirmar el nuevo régimen ruso.

Los principales acontecimientos de nuestro siglo son claramente mencionados en los versos del vidente. Veámoslo:

La cuarteta cincuenta y cuatro de la Centuria dice con claridad que a la plaga de dos revoluciones seguirá la explosión nacional socialista de la Alemania hitleriana. Leemos a este propósito:

Dos revoluciones hechas por el malvado hocero,
De reino y siglos hace mutación,
El móvil signo en su lugar se insiere,
A los dos iguales y de inclinación.

Ir a Guerra y Paz (1917 hasta 1937) - Parte 2 >>

 

Otros links que te podrían interesar

Pueblos y Ciudades - ADSL - Eva Longoria - Vanesa Romero - The Rock - Sudoku - Anuncios metropoli - Aceite de Oliva - Balnearios - Sexo en Nueva York - Kristen Dunst - Merche - Hoteles de España - Trucos Windows - Webmaster - Messenger Manía - Juego Total - Restaurantes Madrid

Las imágenes y archivos han podido ser recopiladas por la web si alguna tiene derechos de autor  rogamos nos lo comunique y será retirada.
Este website pertenece al Grupo Publispain