Plataformas Medicinales

 

Las plataformas vibratorias en lo que se refiere a lo medicinal, pueden ayudar a perder peso pero sobre todo: a reducir la peligrosa grasa abdominal.

   

Varios científicos de la universidad de Amberes (Bélgica) observaron que varias personas utilizaban regularmente las plataformas vibratorias en combinación con una dieta por lo que tuvieron mas éxito en mantener la pérdida de peso y así reducir la grasa en el abdomen que los que llevaban a cabo una dieta y una rutina de tipo convencional.

Varios estudios a los mas altos niveles investigan los efectos de las plataformas vibratorias en las personas con obesidad, que según su autor principal (Dirk Vissers; fisioterapeuta); "son prometedores".

Vissers estudió a 61 personas con sobrepeso, la mayoría mujeres, durante un año. El plan de investigación duró 6 meses, por lo que a las personas se les pidió que intentaran llevar una dieta sana y un régimen de ejercicios por su propia cuenta durante el período de otros seis meses.

Los 61 voluntarios fueron separados en cuatro grupos; durante la primer mitad de año un grupo siguió la dieta baja en calorías sin hacer ningún tipo de ejercicio, el otro llevó la misma dieta pero con un plan convencional de ejercicios. El tercero una dieta con ejercicios con las plataformas vibratorias mientras que el cuarto; nada.

Un año mas tarde se observó que solos los grupos que realizaron los ejercicios convencionales en las plataformas vibratorias lograron mantener una pérdida de peso de hasta un 5% y considerada mas que suficiente para mejorar la salud corporal del paciente.

Los voluntarios que solo llevaron a cabo una dieta perdieron un 6% de su peso en medio año pero no puedieron mantenerlo en los siguientes 6 meses. Los que hicieron dieta y ejercicios convencionales lograron adelgazar un 7% y consiguieron mantenerse en su peso durante seis meses después.

 

Los que utilizaron las vibraciones perdieron el 11% de su peso a los 6 meses y mantuvieron una pérdida del 10.5% al año.

Pero aquí la gran diferenfia: Los voluntarios que se ejercitaron en las plataformas vibratorias perdieron 47.8 centímetros cuadrados de grasa abdominal y lo pudieron mantener durante los seis meses siguientes. Los que realizaron gimnasia aeróbica redujeron su grasa a 17.6 centímetros. Estos últimos tenías solamente 1.6 centímetros cuadrados de grasa pasado un año el experimento.

El fisioterapeuta Visser destaca que estos resultados son muy alentadores pero que no significa que la gente que quiera adelgazar deba olvidarse de los ejercicios aeróbicos y saltar sobre la plataforma vibratoria. De la misma manera señaló que dichos ejercicios pueden ser una alternativa al levantamiento de pesas ya que la plataforma obliga a los músculos a contraerse de forma rápida por lo tanto; crear mas masa muscular que la habitual.