Trayectoria

Durante su estadía en el campus de Cambridge montó con unos compañeros el grupo Cambridge Talking Tongues, que recibió premios con sus obras teatrales.

Tras varios papeles en series televisivas británicas, Rachel Weisz debutó en el cine con el subproducto Death Machine: máquina letal. Pero el descubridor oficial de la actriz fue el veterano Bernardo Bertolucci, que le dio un papel secundario en Belleza robada, donde era Miranda, joven diseñadora de joyas, que ha tenido diversos amantes. Fue después una doctora en Reacción en cadena, con Keanu Reevesy Morgan Freeman.

Pero Rachel Weisz se hizo conocida en los cinco continentes por encarnar a Evelyn, la egiptóloga de La momia, junto a Brendan Fraser. Repitió en El regreso de la momia, pero no en La momia: La tumba del Emperador Dragón, pues como últimamente prefiere buscar papeles en producciones menos comerciales, fue sustituida porMaria Bello.

Weisz interpreta ocasionalmente papeles en el teatro; en cine se lució como joven soldado en Enemigo a las puertas y madre que enamora por primera vez al personaje de Hugh Grant, en Un niño grande, donde la protagonista femenina era Toni Collette. Y destacó también como escéptica detective en Constantine, con Keanu Reeves, y como misteriosa mujer que pone en venta el veredicto del jurado al mejor postor, en El jurado. 

La carrera de Rachel Weisz dio un giro absoluto tras interpretar a la activista destinada a un trágico destino en El jardinero fiel, de Fernando Meirelles, que denunciaba la corrupción y la falta de escrúpulos en el ámbito de las industrias farmacéuticas, a partir de la novela de John Le Carré. Por este trabajo recibió el Oscar a la mejor secundaria. Desde entonces, la británica se decanta por películas con trasfondo, a las órdenes de grandes autores, como Wong Kar Wai, que la convirtió en ex mujer de un policía alcohólico en My Blueberry Nights.

Con el español Alejandro Amenábar fue Hipatia de Alejandría, filósofa que se mantiene virgen para consagrar su vida a la ciencia, en Ágora. Weisz también ha estado dirigida por Peter Jackson, en The Lovely Bones, donde fue la madre de la niña asesinada.

El realizador Darren Aronofsky, su esposo  en ese tiempo, la dirigió en La fuente de la vida, la película menos afortunada del responsable de Cisne negro. 

La actriz interpretará a Jackie Kennedy a las órdenes de Darren. Al parecer se trata de un proyecto, aún sin título, para HBO, que se centra en la primera dama estadounidense en el trágico momento en el que su marido fue asesinado, y en los cuatro días posteriores a su muerte, hasta el funeral.