ALICE, combustible ecológico de la NASA


11 Un nuevo descubrimiento de la NASA, junto a la Fuerza Aérea estadounidense es el combustible denominado ALICE, elaborado a base de aluminio en polvo y hielo de agua.

Lo han utilizado para hacer funcionar un pequeño cohete. La textura de ALICE es similar a la de un dentífrico, y antes de su uso, se coloca en moldes especiales y luego se enfría a -30º C.

Tiene una alta tasa de combustión, y logró elevar el cohete a 396 metros. Con estos resultados, los investigadores creen que en el futuro ALICE podría reemplazar algunos de los combustibles que se usan actualmente, y hasta superarlos en sus características. En la actualidad, los proyectiles usan combustibles a base de hidrocarburos y oxidantes, y otras fórmulas tóxicas. El uso del hidrógeno líquido y oxígeno como combustibles, aunque no son dañinos, tienen riesgos de explosión y problemas técnicos, por lo cual es muy importante el desarrollo de nuevos productos, eficaces y ecológicos. Referido: Europa Press.