Jardinería ecológica


11 Jardinería ecológica es la que aprovecha los procesos naturales, respetando así el entorno natural.

Amantes de la naturaleza y ecologistas ya se han inclinado por este tipo de jardinería que, además de embellecer una casa, un edificio, etc., ayuda a la salud de nuestro planeta. Es que la jardinería tradicional repercute con sus técnicas en la contaminación ambiental.

Hace uso excesivo de productos químicos (como herbicidas, insecticidas, etc.), derrocha agua y tira los residuos vegetales. En cambio, la jardinería ecológica utiliza abonos naturales (humus de lombriz, compost –puedes hacer compost casero usando los restos vegetales: ramas de la poda, césped segado, hojas, restos de comidas, etc.–, estiércol), hace control natural de las plagas plantando especies que resisten a éstas (como las aromáticas: romero, tomillo, lavanda, etc.). Además, almacena en depósitos el agua de lluvia para después regar sus plantas. Asimismo, se recomienda usar plantas autóctonas, ya que éstas necesitan menos mantenimiento porque saben resistir a los problemas de su ambiente, como puede ser los suelos, la falta de agua, las plagas, etc. También se aconseja no sembrar césped, ya que éste necesita mucho mantenimiento (precisa de mucha agua, de aireado, control de plagas, etc.), por eso otras opciones para cubrir el suelo son: plantas tapizantes, cortezas de pino, pavimentos, entre otras..