Sustancias que no debe comer el perro (I)


11 Como un gesto de cariño, muchas veces los dueños brindan a sus mascotas chocolates, confituras y muchos otros alimentos que, en realidad, no tienen nada de beneficioso.

Estas sustancias, aunque el perro demuestre ante ellas gran aceptación, pueden intoxicarlo seriamente y hasta tener consecuencias fatales. Otras veces, aunque tengamos mucho cuidado en no dejar ninguno de estos alimentos a su alcance, la mascota se guía por su olfato y busca las sustancias que le resultan atractivas en cada rincón al que tenga acceso.

Por este motivo tenemos que procurar vigilar al perrito de cerca, para evitar que coma cosas que le hagan mal. Son muchas las sustancias tóxicas para un perro, y entre ellas podemos destacar el chocolate, que está compuesto por alcaloides de metilxantina, que pueden provocarle constricción de sus arterias y taquicardia. Para tener una idea, aunque es una cantidad extrema para un animal, 1/2 kilo de chocolate puede matar a un ejemplar de 8 kg de peso. Otros de los alimentos tóxicos son el ajo y la cebolla.

Jamás debemos agregarlos en la comida de nuestras mascotas, con el riesgo de producirles vómitos, diarreas, anemia y daños en su hígado y riñones.

Las setas, por otro lado, además de dañar estos órganos les causa dolor abdominal; el café, diarrea, aumento del ritmo cardíaco, ataques de apoplejía y hasta la muerte. Esta lista se completa con sustancias como el té, los huesos de pollo, lechón, cordero, conejo y chivo, los pescados con espinas, los tendones y cartílagos, hilos de chorizos, bebidas alcohólicas, tabaco, levadura, hojas de ruibarbo, cerezo y manzano, y la carne que esté muy hervida..