Tata consolida su colaboración con Fiat, y mejorará sus vehículos con tecnologías de Jaguar y Land-Rover


11 Mejoras para Tata, por lo menos en lo que ha desarrollo se refiere, según los últimos anuncios que ha hecho la marca india.

Primeramente, porque usará sus sinergias con las marcas Jaguar y Land-Rover para desarrollar y diseñar sus vehículos, así como para mejorar las tecnologías de los mismos.

En cuanto a su alianza con Fiat (ya hace años que utiliza algunos de sus propulsores diesel, por ejemplo), reactiva su colaboración fortaleciendo también su red de ventas conjuntas y también recurriendo a tecnología de la marca italiana. Los mayores beneficiarios de todos estos movimientos serán, sin duda, sus clientes. Tata Motors, el primer fabricante de automóviles de India, recurre a expertos en diseño y tecnología de Jaguar y Land Rover, su filial británica, aprovechando las sinergias, para actualizar el diseño, mejorar la tecnología de los turismos de la marca y ampliar su cartera de productos. En declaraciones a la prensa de India del Director General de Tata Motors, PM Telang, manifestaba que la marca sabía qué mejoras podrían aplicarse a sus turismos en cuanto a diseño, acabados, ajustes, ruidos, vibraciones y tecnología para aprovechar así la experiencia de las marcas premium Jaguar y Land Rover y añadir valor a los productos Tata Motors. Tata Motors adquirió Jaguar y Land Rover en 2008 a Ford por 1.485 millones de euros.

Las cifras publicadas en el último ejercicio fiscal muestran el excelente estado económico en que se encuentra la marca de lujo y, por extensión, Tata Motors a nivel internacional.

La multinacional india ha logrado un incremento en ventas de un 19% respecto al mismo periodo del año anterior, en parte logrado por la recuperación y crecimiento de resultados de Jaguar y Land Rover. Tata Motors y Fiat firmaron en 2006 un acuerdo para la creación de una empresa conjunta (FIAPL) con sede en la fábrica de Fiat en la ciudad de Rajangaon, en el estado indio de Maharashtra. En ese acuerdo, Fiat, a la vez que ahorraba costes de producción, ya que ambas marcas producirían en la misma fábrica, se beneficiaba del prestigio y fuerza empresarial que Tata Motors tiene en India.

La distribución y comercialización de los vehículos Fiat fabricados se realizaría a través de la red de concesionarios de la marca de automóviles india en el país asiático.

Tata Motors, por su lado, trabajando con la marca italiana, se beneficiaría de la tecnología de los vehículos Fiat, que se iría implementando en la línea de producción de sus automóviles. Con las negociaciones para la compra de Jaguar y Land Rover, el proyecto perdió fuerza; ahora, la reactivación del acuerdo entre ambas marcas retorna como prioritario. El nuevo impulso que recibe este acuerdo viene de la mano de Tata Motors, que estudia la posibilidad de lanzar más productos de la marca Fiat en India e, incluso, en ampliar la red de distribución de estos automóviles italianos, convirtiéndola en puntos de venta exclusivos Fiat.

Los productos Tata Motors, también se beneficiarán al reactivar el acuerdo, ya que aplicarán la tecnología Fiat en el desarrollo de sus nuevos motores. Para reforzar este acuerdo, Carl Peter Forster, recientemente nombrado CEO de Tata Motors, ha manifestado en una entrevista concedida a una prestigiosa publicación india, los intereses de la marca con respecto a Fiat.

De sus declaraciones se desprende que desde Tata Motors ven la posibilidad de que algunos de los productos que están en el mercado internacional, pudieran ofrecer muy buenos resultados económicos en India. En dicha entrevista habló también de la aplicación de la tecnología Fiat aprovechando la fuerza de Tata Motors como primer fabricante indio. .